Pandemia, inseguridad y humo: tres problemas de Rosario, ejes de la visita de Alberto Fernández


El presidente Alberto Fernández visitó este martes Rosario para poner en marcha el programa Detectar Federal, cuyo principal objetivo es testear posibles casos positivos de coronavirus ante el aumento de contagios en las provincias. Durante su discurso también se refirió a las quemas en los humedales y a la inseguridad, después de que el gobernador Omar Perotti y el intendente Pablo Javkin lo interpelaran en ese sentido.

Desde las primeras horas del mediodía, los alrededores del Parque Independencia se prepararon para recibir al mandatario, montándose el flamante plan Detectar Federal. En ese marco, ambientalistas se movilizaron en la zona reclamando que se sancione la Ley de Humedales y se termine con las quemas en las islas entrerrianas. También se pudo ver a los padres de “Bocacha” Orellano, el joven asesinado después de salir a bailar al boliche La Fluvial.

El presidente llegó en helicóptero al predio de la ex Rural minutos antes de las 13, acompañado por el ministro de Salud Ginés González García. Lo recibieron Omar Perotti y Pablo Javkin, y juntos recorrieron el Centro de Aislamiento instalado en el Parque Independencia para albergar a pacientes leves con coronavirus.



Una vez comenzado el acto, el primero en tomar la palabra fue el intendente Javkin, quien agradeció la presencia del presidente al decir que “le pone una mirada especial a lo que necesitamos: aumentar los testeos”. El titular del Palacio de los Leones reconoció que “Rosario está en el momento más difícil de la pandemia”.

El mandatario local no dejó pasar la oportunidad de mencionarle a Fernández los otros dos grandes problemas que tiene la ciudad: el humo que llega de las quemas en las islas y la inseguridad: “Se requiere de un trabajo integrado para poder proteger el humedal y prevenir los incendios que afectan la calidad del aire”, expresó, y agregó: “Destacamos la llegada de la Policía Federal, sabemos que vamos a seguir necesitando apoyo y tarea común. Somos una ciudad de paz, trabajo, que quiere aportar al país pero que en este momento necesita ayuda”.

Por su parte, el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, señaló: “Es un gusto estar acá, el presidente cuando me convocó me pidió una política federal de salud, por lo que ahora que se nacionalizó la pandemia hemos hecho una estrategia mucho más federal de la que teníamos antes, reforzando la tarea con los ministerios y aumentando los testeos para salir a buscar los portadores del virus con esta nueva modalidad que es novedosa en el mundo”.

El funcionario también destacó el refuerzo de “las camas y el personal”, y adelantó que “en la segunda quincena de octubre tendremos novedades en cuanto a tratamientos locales”, más allá de las tres vacunas contra el coronavirus que se están probando en Argentina y se encuentran en ensayos de fase 3, “incluso una produciéndose en nuestro país”, valoró. “De esta manera construimos unidad y futuro, es una operación muy importante que cambia muchísimo la escala y acción que venimos teniendo”, cerró Ginés.



En tanto, el gobernador Omar Perotti dijo que “es un momento muy difícil para la provincia”, de manera que “es una señal muy importante que usted (Alberto Fernández) esté nuevamente acompañándonos”. El titular de la Casa Gris aseguró que están “muy preocupados por el momento alto de la pandemia” e indicó que el nuevo programa de testeos “hará subir aún más el número” de contagios, “con la diferencia que la persona que tenga el virus será aislada de inmediato, lo que nos permitirá tener mayor certeza”. “Juega directamente en la detección precoz”, remarcó el mandatario provincial, y manifestó que Santa Fe aumentó en un 100% sus camas críticas, contando con 992 en la actualidad.

Por otro lado, también se refirió a las quemas en las islas entrerrianas: “Ese humo y ese fuego lo tendremos que remover de manera responsable para no tener de nuevo este 2020”, subrayó, y le agradeció al presidente “por su compromiso” a la hora de enviar brigadistas. Sobre la inseguridad, esbozó: “Creemos firmemente en el compromiso y la decisión de enfrentar el narcotráfico, y hacia allí vamos, pero tenemos que reestructurar la policía y eso lleva tiempo, por eso necesitamos el acompañamiento de las fuerzas federales y a la vez generar más oportunidades para combatir la delincuencia, sobre todo frente a los altos índices de desocupación”.

Por último, el presidente Alberto Fernández, frente a una veintena de dirigentes nacionales, provinciales y municipales, comenzó diciendo que “siempre es grato estar en Rosario”. “Estamos enfrentando un problema que atraviesa al mundo desde principio de años, una pandemia que no registra antecedentes; al principio nos preocupamos por el Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba) y a pesar de los esfuerzos que hicimos el virus circula, pero nos aseguramos que ningún argentino contagiado quede sin atención sanitaria”, indicó. En ese sentido, destacó la inversión de “más de 10 mil millones de pesos tratando de llevar soluciones hospitalarias”, la construcción de “más de 60 hospitales y la instalación de más de 3 mil camas”.

“Pasamos de tener el 7% de los casos en el interior al 65%, lo que nos obliga a prestar atención a una nueva realidad, que es que el contagio ingresó al interior del país. Tenemos que estar muy atentos porque el problema de diseminación del virus es enorme, y si nos saca un metro de ventaja es muy difícil contenerlo. Aprendimos que si podemos detectar a los que están infectados la posibilidad de que ese virus nos gane se disminuyen, y es lo que estamos inaugurando hoy en Rosario porque es donde se irradiaron los contagios del Amba. Detectaremos en el acto quien está infectado o no y multiplicaremos por tres la capacidad de testeos que teníamos, llegando a 100 mil test por día”, añadió. No obstante, sostuvo que “el aislamiento sigue siendo la mejor forma de preservarnos”.

Luego se refirió a los temas en los que hicieron hincapié Javkin y Perotti: “Las islas se incendian a diario por la sequía pero también a veces porque alguien lo hace intencionalmente, y tenemos que trabajar para que esa humareda que padece Rosario no se repita en el futuro. Es cierto que dicha sequía favoreció la propagación de las llamas, sucede también en el norte de Córdoba, y hemos puesto todo nuestro apoyo para ayudar a apaciguar el fuego, pero tenemos que perseguir penalmente y judicialmente a los que realicen las quemas siendo inflexibles e implacables con ellos, porque dañan al medio ambiente y a los rosarinos que no tienen por qué soportar esto”.

“El segundo problema es el de la seguridad: la ciudad tiene un foco relacionado con el crimen organizado, por eso el plan que lanzamos para Buenos Aires será implementado en Santa Fe, y esta mañana decidí enviar una partida de 3 mil millones de pesos para la provincia con el fin de mejorar las condiciones de seguridad”, anunció Fernández, y añadió: “También enviamos al Congreso una ley que propone una reforma en la Justicia con nuevos tribunales federales en Rosario, lo que ayudaría mucho al combate del crimen organizado”. Y concluyó: “Le pido al gobernador que le preste atención a la ciudad, tenemos que ayudar en todo lo posible con recursos para que las fuerzas puedan actuar correctamente”.


 

Ver esta publicación en Instagram

 

PANDEMIA, INSEGURIDAD Y HUMO, TRES TEMAS QUE NOS OCUPAN Y PREOCUPAN Rosarinas y rosarinos, les comparto el discurso en el Lanzamiento del Plan Detectar Federal: Antes que nada quiero empezar como corresponde. Agradeciendo por acompañarnos en este momento, que es el más difícil que atravesamos en la ciudad. Agradeciendo porque nos hace bien que hoy empiece algo tan importante como el Plan Detectar Federal, y nos hace bien que empiece en Rosario, una ciudad que necesita, y mucho, de una mirada realmente federal de la Argentina. Necesitamos aumentar los rastreos, detectar más rápido y cuidarnos de la mejor manera. Tenemos una gran historia en salud, pero los recursos no son infinitos, necesitamos innovar y detectar rápido a partir de estas metodologías. Quiero agradecer el contenido federal de esta mirada. Durante muchos meses en nuestra ciudad, el virus se comportó de una manera, pero hoy necesitamos más apoyo para contenerlo . Quiero mencionarle, señor Presidente, otros dos problemas que tenemos en Rosario y que estamos trabajando con Nación y Provincia. Uno es la inseguridad. Esta semana tuvimos la llegada de las Fuerzas de Respuesta Inmediata, pero es un tema que nos preocupa y sobre el que necesitamos más apoyo de manera coordinada. El otro es la protección del humedal. El humo, que muchas veces nos complica, requiere también de un trabajo integrado. Proteger el humedal, porque es algo fundamental para nuestro ambiente y para nuestra regulación, pero también poder prevenir incendios que afectan la calidad del aire. Hemos contado con apoyo de brigadistas, pero tenemos que seguir insistiendo. Somos una ciudad de paz, de trabajo, que aporta al país y que en este momento necesita ayuda. Este tiempo tan especial nos cambió la vida a todos, más que nunca debemos trabajar unidos, sin parcialidad política y con mirada federal. Cuando esto pase, vamos a mirar atrás con el orgullo de haber actuado como se debía actuar.

Una publicación compartida por Pablo Javkin (@pablojavkin) el