Otro crimen en Rosario: un taxista fue asesinado a balazos en la zona norte


Un taxista fue asesinado a balazos este sábado por la tarde a manos de desconocidos frente a un kiosco ubicado en la zona norte de la ciudad. El chofer, de 53 años, fue operado de urgencia pero no sobrevivió. Se trata del quinto homicidio en menos de 24 horas y del treceavo en lo que va de septiembre, que sólo lleva 12 días y ya acumuló más crímenes que todo agosto.

Fuentes policiales informaron que el ataque ocurrió pasadas las 15 en la intersección de Cavia y Larrechea, cuando el conductor de un taxi Fiat Siena identificado como Sergio Gabriel Palma llegó ocupado por una mujer que descendió en el lugar.

Según los primeros datos aportados a la investigación, la víctima se encontraba estacionado cuando fue abordado y agredido con disparos de arma de fuego por al menos una persona no identificada al momento, sobre la que hay medidas investigativas en reserva.

El taxista, que resultó baleado en una de sus piernas y en el pecho, fue asistido por un colega suyo que lo trasladó de urgencia hasta el Hospital Alberdi. Allí fue sometido a una intervención quirúrgica como consecuencia de las heridas recibidas, pero desde el centro de salud informaron su deceso.

El fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos, Adrián Spelta se hizo presente en el lugar del hecho en colaboración con el fiscal en turno Ademar Bianchini, quien se encuentra abocado a medidas investigativas por otros hechos recientes. Se solicitó la intervención del Gabinete Criminalístico para realizar levantamiento de rastros y se secuestraron múltiples vainas servidas calibre 9 mm que serán enviadas a sección balistica aperitar.

Se solicitó la toma de testimonios a los vecinos de la zona y por el momento no hubo datos concretos en relación a la mecánica del violento hecho. Se investigan versiones primarias, que apuntan a un intento de asalto, pero no se descarta ninguna hipótesis. A las medidas investigativas dictadas por el fiscal interviniente se suma la solicitud de GPS del móvil taxi conducido por la víctima y del colega que lo llevó al hospital.

Rosario atraviesa una escalada de violencia en las últimas horas que parece no tener fin. El viernes por la noche fueron asesinados Carlos Matías Báez, de 35 años, en Maestros Santafesinos al 4700, en la zona sur de Rosario; Iván Francisco Leguizamón, de 24 años, en Colombres al 1700, en barrio Santa Lucía; y dos hombres de 32 y 48 años –Ezequiel Arrua y Osvaldo Ibarra, respectivamente– en Florencio Varela al 1200, en Granadero Baigorria.

 


+info


Noche sangrienta en Rosario: cuatro muertos en ataques a balazos en pocas horas