Otro amontonamiento en un parador de las islas; balance positivo del fin de semana en La Florida


Pasó el fin de semana largo, con sol y calor, y mientras se difundieron imágenes del respeto por las medidas en La Florida paga, también se viralizaron imágenes de descontrol en algunos puntos de la isla frente a Rosario. Por ejemplo, en uno de los paradores fueron grabadas muchas personas amontonadas entre la arena y el agua, tratando de refrescarse.

El video que se viralizó en la red social Twitter, muestra a una multitud agolpada en la playa, frente a un parador de la isla frente a Rosario, no muy lejos del puente Rosario-Victoria que se ve de fondo.

No es el primer video que se difunde sobre el descontrol que suele haber en algunos lugares de la isla los fines de semana. Anteriormente trascendieron imágenes de jóvenes en una fiesta en la arena.

Todo esto se da en el marco de un descenso de la curva de contagios de coronavirus y de habilitación de actividades relacionadas con la inminente llegada del verano, pero también en medio de las recomendaciones de utilizar barbijos, mantener distancia con otras personas y mientras se sigue lamentando fallecimientos de personas que integraban el personal de salud.



La Florida, ordenada


Durante el fin de semana largo, miles de rosarinos aprovecharon las jornadas calurosas y se acercaron a la costanera norte de la ciudad para disfrutar de la playa, tanto de este lado, como también de los paradores que se ubican en la zona de las islas y a los que se llega desde el muelle público ubicado en el acceso a La Florida.

“El domingo tuvimos muchas más familias completas, se vio el ingreso de muchos niños; el sábado se notaba más juventud” indicó el director del balneario, Horacio Palaveccino. Según los datos oficiales que brindó el funcionario, entre las 14 y las 17 ingresaron en promedio alrededor de 1500 personas por día a la playa. Todas se fueron repartiendo en los distintos círculos que se instalaron para garantizar las medidas de distanciamiento.



+info


Descontrol en las islas frente a Rosario: reflejo de las fiestas clandestinas por toda la ciudad