Nuevo reclamo de justicia por Carlos Orellano: protesta frente al Centro de Justicia Penal

Familiares, amigos y allegados de Carlos Orellano convocaron a la ciudadanía a manifestarse este martes a las 18 en el Centro de Justicia Penal, ubicado en Virasoro y Sarmiento. La consigna de la protesta será “por la seguridad y en reclamo de justicia por los pibes que nos arrebataron de la noche a la mañana”. 

En ese sentido, a través de las redes sociales difundieron mensajes para convocar a los rosarinos a manifestarse por el caso del joven de 23 años que salió a bailar al boliche Ming de La Fluvial la noche del domingo 24 de febrero y no se supo más de él. El miércoles 27 fue encontrado su cuerpo flotando en las aguas del río Paraná.

“A Carlitos lo mataron a piñas y lo tiraron al río como a una bolsa de basura. No vamos a parar hasta ver detenidos a todos los responsables. Acercate, ayudanos, nos necesitamos. #JusticiaPorBocacha”, fue otra de las publicaciones en redes.

La autopsia al cuerpo generó un contrapunto entre los familiares de Bocacha y los fiscales del caso, que lanzaron un comunicado que respaldó el proceso de investigación del caso bajo el Protocolo de Minnesota. La directora del Instituto Médico Legal, Alicia Cadierno, dijo entender y se solidarizó con el padre del chico, pero señaló que “es aventurado” decir que fue asesinado a golpes con las evidencias que hay hasta el momento.

Los allegados aseguran que el joven fue asesinado y arrojado al río Paraná por patovicas, con la connivencia de la Policía. La autopsia, sin embargo, no fue determinante y hay que esperar el resultado de los estudios complementarios, además de las pericias que se realizan en la zona del clausurado boliche. 

Vale recordar que a doce patovicas y dos policías acusados se les tomó declaración y se les secuestraron los celulares. Además, se investiga el hallazgo de fluidos en el lugar, aunque las demoras complicaron las pericias. Las cámaras de seguridad del lugar no funcionaban, según dijeron los abogados de Ming. No hay detenidos.

Sus padres encabezarán la protesta frente al Centro de Justicia Penal y esperan que muchos rosarinos se sumen. En las manifestaciones de reclamo hay muchos jóvenes que conocían a Carlos por su pasión canalla, por lo que predominan las camisetas de Central.

Las dudas tras la autopsia

Tras la realización de la autopsia, Edgardo, el padre del joven, salió en los medios a decir que el cuerpo tenía golpes y que había caído prácticamente muerto al agua, versión que fue acompañada por Virginia Creimer, la perito de parte, que denunció connivencia entre la Justicia rosarina y las autoridades del Instituto Médico Legal. Edgardo había dicho que el cuerpo “no tenía agua en los pulmones, no respiró bajo el agua, cuando lo tiraron al río ya estaba muerto o totalmente desmayado”.

De acuerdo a la versión de familiares y amigos, Carlos fue sacado de Ming por patovicas del boliche luego de supuestamente intentar ingresar al sector VIP. Señalan que el personal de seguridad del local de La Fluvial lo golpeó y le hizo una toma conocida como “mataleón”. Esa toma, explicó la perito, “produce una comprensión intrínseca del cuello”, pero que deja lesiones en otros lugares del cuerpo. Distintos artículos sostienen que la maniobra consiste en realizar una estrangulación sanguínea o aérea (respiratoria) al cuello del oponente, que tiene su rigen en las artes marciales, y que puede resultar fatal.

Su directora desmintió que hubiera lesiones mortales en el cuerpo y señaló que hay que esperar los estudios complementarios de muestras extraídas al cadáver para determinar si sufrió golpes y si estaba con vida cuando cayó a las aguas del río Paraná. El comunicado de la Asociación de Fiscales respaldó todo el procedimiento, realizado bajo el Protocolo de Minnesota, filmado por la querella y con la aprobación de todas las partes presentes en la autopsia.


+info


Caso Orellano: el último video de Carlos y un relato que se hizo viral

Indignante: barras de Newell’s se burlaron de la muerte de Carlos Orellano