Nuevo ataque a balazos contra el entorno de un dirigente gremial

La dirigencia del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu) atraviesa un momento de incertidumbre y alerta, luego de que el domicilio de su secretario general Pablo Ghietti, en Entre Ríos al 6300, fuera objetivo de un ataque a balazos este miércoles. Diez disparos impactaron en la vivienda mientras dentro de la misma se encontraban la pareja y la hija del dirigente gremial.

Según datos revelados por fuentes del Ministerio de Seguridad, dos hombres con vestimenta oscura y gorras pasaron por el lugar a bordo de una moto y apuntaron a una ventana de la casa. Éste no fue el primer ataque contra Ghietti y su entorno.

El martes, las fachadas de otras tres viviendas de Garibaldi al 100 fueron atacadas con una lluvia de balas. Allí residen los padres del gremialista y dos vecinos sin vínculo alguno con los Marítimos. El modus operandi fue similar, desde una moto tipo Enduro. Tampoco hubo heridos.

En tanto para encontrar el primer episodio con presunta vinculación hay que remontarse al pasado 6 de diciembre. Aquel día, una camioneta perteneciente al gremio, y que Ghietti solía manejar, amaneció prendida fuego en Arijón al 1600.

Además, el viernes 10 de enero, a plena luz del día en barrio Martin, dos hombres armados ingresaron al Sindicato de Obreros Marítimos de calle 3 de Febrero 340, redujeron a los empleados e intentaron dar con el secretario general Ghietti. Al no encontrarlo, hirieron de dos disparos en las piernas a Mariano Ortiz, el prosecretario.

“A mí no me extraña más nada. Conclusiones podemos sacar muchas, esto pudo haber venido de cualquier lado. Eso lo determinará la Justicia”, apuntó Ghietti momentos después del ataque contra su compañero.

De momento, es escasa la información oficial por parte de la investigación. Sin embargo vale recordar que el gremio atraviesa por una disputa interna que el año pasado derivó en la expulsión de su histórico secretario general a nivel nacional, Omar “Caballo” Suárez, detenido e imputado de asociación ilícita.

Fuente: Rosarioplus.com.