Norma López: «A más ajuste, más violencia de género mientras Pullaro y Bullrich se pelean por TV»

La concejala Norma López (FPV) se refirió a los 12 últimos casos de violencia de género acaecidos en Rosario en el último fin de semana, informados por el Ministerio de Seguridad de la provincia. Al respecto, cuestionó: “En un contexto de deterioro social y de desamparo, la violencia sigue castigando con mayor fuerza a las mujeres. Amén de que ahora el ministro Maximiliano Pullaro quiera hacer campaña con la seguridad de las ciudadanas, ni el Estado provincial ni el municipal han desplegado las herramientas suficientes para prevenir y atender esta problemática. Parece que reacciona tarde el ministro, jactándose de preocuparse por una docena de casos de violencia de género en Rosario en tres días, sí, doce casos en tres días, como si eso fuera un acierto, cuando en realidad esa preocupación debería ocurrir a diario”.

En este sentido, Norma López mencionó: “La escalada de violencia crece y siempre contra las más vulnerable: las mujeres. Pero esta violencia no es producto de la casualidad. Estamos atravesando una profunda crisis económica, la economía retrocede en un contexto de ajuste salvaje, cierran negocios, la gente se queda sin trabajo, y como consecuencia de esta incertidumbre y de esta angustia, la violencia no hace más que aumentar. La respuesta del Estado Nacional es, como siempre, desatinada e ineficaz: mayor represión y violencia, empeorándolo todo. Mientras tanto, mientras las mujeres somos atacadas, Bullrich y Pullaro se pelean para la televisión en tono de campaña electoral. Es una vergüenza”.

Para finalizar, opinó: “Esto de salir a anunciar, con bombas y platillos, que se han tomado medidas después de un fin de semana terrible donde doce mujeres fueron atacadas, es en realidad la confesión de las autoridades provinciales de que no existen políticas públicas serias y eficaces para prevenir esta violencia. La constante es que muchas de estas denuncias no son tomadas o son relativizadas. La perspectiva de género es otra de las viejas deudas que tiene el Estado con las santafesinas”.