No quiso entrar: Central lo buscó hasta el final pero empató frente a Racing en el Gigante

Central empujó hasta el final pero no pudo derrotar a Racing en el Gigante de Arroyito. El Canalla igualó 1-1 frente a la Academia, a la que doblegó en el segundo tiempo pero los palos le dijeron que no y terminó sumando un punto con sabor a poco por lo que fue el desarrollo del encuentro. Lucas Gamba abrió la cuenta para el local y Lisandro López marcó el empate. En el complemento, la superioridad auriazul fue abrumadora y entre el arquero Gabriel Arias y los postes evitaron una derrota racinguista. Mereció más pero no pudo sumar de a tres.

Central acumula seis empates consecutivos en la Superliga.

Por segunda vez en su carrera, Eduardo Coudet llegó a Rosario e ingresó al Gigante de Arroyito como técnico rival del club de sus amores. Los hinchas de la Academia no hicieron ninguna diferencia y le regalaron una estruendosa ovación antes del partido. La antesala del duelo por la octava fecha también deparó otro encuentro grato para los fanáticos albicelestes, más allá de que no hubo público visitante. Así se registró un abrazo sin precedentes por el enfrentamiento entre dos entrenadores campeones con Racing.

El Canalla salió con ímpetu en busca del gol. A los 9′ con un tiro libre de Gamba que despejó Gabriel Arias con los puños y en la jugada siguiente un remate de Emanuel Brítez que contuvo el arquero visitante. A los 13′ de la primera mitad llegaría el primer grito de la tarde: un centro rasante de Nahuel Molina derivó en un bombazo de Gamba, que puso el 1-0 para Central.

Sin embargo, el Racing de Coudet reaccionó rápidamente y se encontró con el gol casi sin buscarlo: un centro de Lisandro López a los 20′ se coló en el ángulo del arco defendido por Jeremías Ledesma y significó el injusto 1-1.

Los de Cocca siguieron por el mismo camino, aprovechando fallas en el fondo de Racing. No pudo Joaquín Pereyra con derecha y luego Claudio Riaño en dos ocasiones mano a mano con Arias afuera del área. El arquero le ganó la pulseada en la primera y en la segunda no pudo recepcionar Leonardo Gil un pase que lo dejaba con el arco vacío. En el cierre también lo tuvo Ciro Rius, que definió y se le fue apenas ancha.

Central arrinconó a Racing a lo largo de todo el segundo tiempo. Al minuto del complemento, el árbitro Jorge Baliño no vio un penal de Arias sobre Gamba: en un bochazo largo para el delantero canalla, el arquero recibió la pelota pero le dio un rodillazo al ex Huracán, en una acción similar a la recordada del Gato Sessa sobre Rodrigo Palacio. A los 4′, el arquero le tapó un gran cabezazo de pique al suelo de Diego Novaretti. Casi a los 6′ fue el palo el que le negó el segundo gol a Gamba.

A los 10′, un tiro libre del ingresado Matías Rojas en forma de centro dio en el travesaño y fue lo primero de la visita en la segunda mitad. Los centros de Molina desde la franja derecha fueron la principal arma de ataque, pero a pesar de conectar varios cabezazos, no tuvo ni efectividad ni la dosis de suerte que sí tuvo la visita para conseguir la igualdad.

Un frentazo de Matías Caruzzo dio en el travesaño a los 34′ y un minuto más tarde se volvió a salvar la visita: en la línea le sacaron el gol a Riaño, que desvió un remate cruzado de Caruzzo. El Canalla insistió en busca del gol de la victoria pero a los 43′ el palo le negó el gol al uruguayo Diego Zabala.

En el cierre lo tuvo una vez más el Colo Gil, pero su zurdazo desde una de las esquinas del área fue bloqueado por Arias, la figura del desteñido Racing, que se abrazó al punto y llevó a Central a un nuevo empate, el sexto al hilo en el campeonato.