Newell’s sumó su tercera derrota al hilo ante San Lorenzo y Llop sigue en su cargo

Newell’s no levanta cabeza. Otra vez mostró una imagen deslucida y se quedó con las manos vacías. En esta oportunidad su verdugo fue San Lorenzo, que se impuso por 1-0 haciendo muy poco. Porque otra vez el equipo del Chocho Llop mostró las falencias que no le permiten enderezar el rumbo. Otra vez quedó a desnudo su dificultad para defender pelotas aéreas y su falta de peso ofensivo.

Así se resolvió el partido. El Rojinegro pagó una falla defensiva con un gol en contra, y no pudo reaccionar porque dilapidó sus chances de convertir.

Sin brillar pero aprovechando la mayor jerarquía de sus futbolistas, San Lorenzo venció esta tarde 1-0 a la Lepra en el Nuevo Gasómetro y quedó como único escolta de Boca, en un partido válido por la decimosexta fecha de la Superliga.

El único gol lo convirtió Rubén Botta, a los 12 minutos del primer tiempo, con una volea de derecha, su pierna menos hábil, luego de una pelota que le bajó Fabricio Coloccini.

En esa misma etapa, el árbitro Néstor Pitana no cobró un claro penal de Nicolás Navarro a Víctor Figueroa, a quien le dio un codazo cuando intentaba ganarle la posición, con la pelota en el aire.

San Lorenzo no tuvo una buena actuación colectiva y no generó muchas situaciones, ante un adversario que manejó casi siempre el trámite del partido, aunque en varias ocasiones le faltó profundidad.