Newell’s sufrió un nuevo cachetazo en su visita a Racing

Newell’s sufrió un nuevo revés en Avellaneda. El equipo de Omar De Felippe cayó por 1-0 frente a Racing, líder de la Superliga, que rompió el cero con un cabezazo de Jonatan Cristaldo. Los rojinegros cuestionaron el arbitraje de Silvio Trucco, que no cobró dos penales para la Lepra y también anuló un gol por un offside inexistente para Racing. De todas formas, al Rojinegro, que perdió el jueves el clásico rosarino ante Central por Copa Argentina, le costó demasiado llegar al arco rival y recién en el final apretó en busca del punto.

Apenas un cabezazo del ingresado Víctor Figueroa que el arquero Javier García sacó con reflejos al corner promediando la mitad del complemento para destacar en la visita. Debilitado anímicamente por la derrota en el derby de la ciudad que se disputó en Sarandí, la Lepra no tuvo respuestas frente a uno de los candidatos al título.

Con buenos tramos de manejo de la pelota durante el primer tiempo, todo se desvaneció con el frentazo de Cristaldo que se fue hasta el fondo de la red leprosa. El “Churry” tuvo otra oportunidad de convertir en la segunda parte, pero remató muy alto un centro al corazón del área.

Ni las lesiones que golpearon al equipo de Eduardo Coudet (salieron Matías Zaracho, Renzo Saravia y Alexis Soto con molestias) surtieron efecto en la visita. Un tiro libre de Luis Leal desde el borde del área y que se fue a las nubes fue un reflejo de la actuación y la actualidad futbolística de Newell’s. Héctor Fértoli inició todo pero no terminó nada. Mauro Formica no tuvo socios para armar algo en ataque. Y Leal atraviesa una larga sequía y no convence como antes.

De hecho, el delantero portugués tuvo su gran chance a los 41 del complemento cuando punteó una gran asistencia del pibe Alexis Rodríguez pero su remate fue suave y García llegó a sacarla al corner. Un cabezazo de Leal, en la siguiente jugada, se fue alto. Apretó en el cierre y el paraguayo Teodoro Paredes conectó un cabezazo que obligó a otra reacción de García.

Entre la poca generación de ataques y las malas resoluciones del árbitro Trucco, la Lepra quedó sumergida en una nueva derrota. Previsible por el contexto pero una vez más preocupante y más de visitante, condición en la que lleva una eternidad sin victorias. ¿Tendrá fuerzas De Felippe para sacar adelante al plantel y enderezar el rumbo en la temporada?