Newell’s llevó su gente a Córdoba y se volvió con las manos vacías ante Talleres

Newell’s acumuló en Córdoba su segunda derrota consecutiva. La Lepra cayó por 1-0 frente a Talleres como visitante y pareció sentir la goleada sufrida en la fecha pasada ante Gimnasia de La Plata en el homenaje a Diego Armando Maradona. Alan Aguerre contuvo un penal pero no fue suficiente: un golazo de Martín Payero marcó la diferencia en el estadio Mario Alberto Kempes, al que viajaron masivamente los hinchas rojinegros. El equipo de Frank Kudelka no estuvo a la altura y deberá repuntar en el cierre del año, puesto que no pudo continuar con lo hecho en el inicio del torneo. 

La T venía de cuatro derrotas consecutivas y pudo cortar la racha esta fecha 12 de la Superliga frente a Newell’s, la contracara. No pudo recuperarse del inesperado golpe del Lobo y tampoco hacerse fuerte a partir del penal que Aguerre le atajó a Nahuel Bustos. A los 20′ del segundo tiempo, Payero entró y 40 segundos más tarde recibió una pelota suelta en el borde del área visitante y clavó un derechazo inatajable para marcar la diferencia en el resultado.

Con errores muy claros en el aspecto defensivo y sin generar demasiado en ataque. De estar luchando arriba en la Superliga e ilusionándose a otra vez verse bajar en la tabla de los promedios, en la que dos rivales directos le descontaron puntos de forma directa.  

En un partido desprolijo, de poco ida y vuelta, la más clara del primer tiempo fue para Talleres en el minuto 28, cuando Cristian Lema provocó un penal al tocarla con la mano cuando Diego Valoyes ingresaba al área leprosa. Tras el pitazo de Ariel Penel, el mismo fue ejecutado luego por Bustos y respondido con una gran atajada de Aguerre para mantener la paridad en el marcador.

La única jugada de riesgo que le quedaría al primer tiempo sería para Newell’s. Cerca de los 40 minutos, con un buen cambio de frente Maxi Rodríguez dejó solo a Mariano Bíttolo, que ingresó al área y ensayó un potente remate, con destino levemente desviado del arco.

En el complemento, nuevamente los equipos se repartieron la pelota y las escasas acciones. La primera la tendría Talleres, con un remate lejano de Nahuel Bustos a los 10 minutos, mientras que 7 más tarde sería el equipo rosarino quien estuviese cerca de abrir el marcador, con una volea de Maxi Rodríguez dentro del área que terminó salvando Guido Herrera.

Los cambios le terminaron otorgando la llave del gol a Alexander Medina, ya que en la primera que tocó Martín Payero, a los 19 minutos del segundo tiempo y a 45 segundos de su ingreso, capturó un rebote de la defensa y con clase terminó clavando la pelota en el ángulo de Alan Aguerre.

A partir de allí, fue el local quien estuvo más cerca de ampliar la ventaja que el rojinegro de igualar las acciones. A Newell’s le costó romper con la monotonía de su juego y sólo pudo generar a partir de situaciones aisladas, en las que Guido Herrera se mostró con firmeza, como un mano a mano que le ganó en el cierre a Lucas Albertengo. 

En videos