Newell’s le ganó un choque clave a Patronato como visitante, se aleja de la zona baja y se ilusiona

Newell’s consiguió tres puntos claves como visitante de Patronato al derrotarlo por 3-1 en un duelo válido por la fecha 10 de la Superliga. El equipo de Frank Kudelka aprovechó un gol aislado de Rodrigo Salinas en la primera mitad y se abrazó al triunfo con dos goles en el cierre a través de Lucas Albertengo y Mauro Formica, justo ante un rival directo en la lucha por la permanencia, que descontó en el último minuto. Además de alejarse de la zona baja, la Lepra quedó con 18 puntos, a 3 de los líderes Boca y Argentinos Juniors y con un partido menos (pendiente ante Independiente). 

Patronato es un rival incómodo, que de local demostró ser complicado. Fue duro en el desarrollo del juego y, con paciencia, la Lepra terminó goleando con la frutilla del postre que significó el regreso del Gato Formica con gol incluido tras una exquisita combinación con Maxi Rodríguez.

Con grandes rendimientos en la mitad de la cancha, como Julián Fernández y Aníbal Moreno y las proyecciones del uruguayo Ángelo Gabrielli, la Lepra cortó la mala racha de visitante y obtuvo su primera victoria en esa condición, ya que acumulaba cinco empates y tres derrotas en sus últimas ocho presentaciones de visita.


A los 19′ llegó el primer grito de la tarde: a puro olfato, Salinas la tiró por encima del arquero Matías Ibáñez luego de una jugada sucia que se enturbió en la zona defensiva local con un pase de la Fiera y, con lucidez, el centrodelantero puso el 1-0 en Paraná. Fue el primer gol del también ex punta de Central con la camiseta rojinegra. 

Recién en el arranque del complemento, pasados los 7′, el Patrón pudo inquietar a Alan Aguerre, que debió responder frente a un avance de Santiago Rosales. El local tomó la iniciativa y la Lepra decidió entregarle la pelota y buscar el segundo con algún contraataque.

El arquero Aguerre fue protagonista nuevamente del juego a los 16′, con una volada para evitar la conquista de Cristian Tarragona, que sacudió un potente derechazo a la salida de un laterael que se ensució en el corazón del área leprosa. Lo siguió intentando el conjunto paranaense con un Rosales muy activo, aunque sin la precisión necesaria.

La posesión del balón era totalmente de Patronato, en busca del empate. Newell’s, más estático, se refugió y, hasta los cambios, no logró demasiado de contra. A los 26′ se generó una de las polémicas de la tarde: un cabezazo a la salida de un corner dio en la mano de Lucas Albertengo, pero el árbitro no vio lo que podía ser penal para el local.

Finalmente, sobre los 35′, un centro bombeado de Mariano Bíttolo, el Flaco Albertengo ganó en lo alto y metió un gran cabezazo para liquidar el partido. Le ganó la posición a Cristian Chimino y la amortiguó con la cabeza para ubicarla por encima de Ibáñez para el 2-0. 

Hubo lugar en el cierre para el ingreso de Mauro Formica. La vuelta del Gato, recuperándose desde hace semanas por una lesión en la rodilla. Una gran noticia para la creación de juego rojinegro. Y la alegría llegó un minuto más tarde, a los 37′, cuando el enganche apareció solo en el área tras una brillante asistencia de Maxi Rodríguez y definió cruzado para el 3-0. 

En el final del juego, llegó el descuento de Patronato: Tarragona insistió, le ganó en velocidad a Cristian Lema y disparó de zurda entre las piernas de Aguerre para poner números finales al partido.