Newell’s fue una sombra en Floresta y el título quedó lejos

Newell’s fue una sombra en Floresta y cayó por un contundente 3-1 frente a All Boys, que se mostró sólido en todas sus líneas y provocó el peor partido de los de Alfredo Jesús Berti en el torneo Inicial. Y con la derrota se complicó aún más la ilusión del bicampeonato, pues con una victoria de San Lorenzo ante Estudiantes, la Lepra ya no podrá festejar.

Y todo fue cuesta arriba desde el comienzo. Una extraordinaria definición de Maxi Núñez tras una asistencia en profundidad en la que falló Gabriel Heinze (quien se mostró lento y no apto desde lo físico), puso en ventaja al local apenas a los ocho minutos de juego.

Imagen de previsualización de YouTube

Para colmo, apenas dos minutos más tarde, a los 10, apareció el chileno Gonzalo Espinoza y, tras enganchar ante la marca del capitán Lucas Bernardi, sacudió el arco de Nahuel Guzmán con un furibundo zapatazo con pierna izquierda. Así, amplió la ventaja que ya venía mostrando de arranque All Boys.

Imagen de previsualización de YouTube

Todo siguió siendo del local y los de Berti se mostraban sin reacción. De hecho, ni podía tener la pelota Newell’s para comenzar a generar juego desde la posesión.

A los 35 llegó el golpe de knock out: una proyección por derecha del lateral Hernán Grana se filtró en el área y con un remate cruzado volvió a batir la portería visitante, ante la estéril reacción de Guzmán.

Imagen de previsualización de YouTube

En el complemento, con el ingreso del juvenil Ignacio Vieyra, la Lepra mejoró pero lejos estuvo de encontrar los caminos para, al menos, igualar el trámite. Defensivamente, Newell’s lució muy desordenado y ante cada avance local parecía que se ampliarían los números.

Sin embargo, una gran combinación sobre los 20 del segundo período culminó con toques entre Bernardi, Maxi Rodríguez y Casco para la definición con el arco vacío de Pablo Pérez.

Imagen de previsualización de YouTube

Más allá del descuento, Newell’s no generó peligro en el arco de All Boys y el sueño del bicampeonato se fue alejando a medida que corrían los minutos. El conjunto de Berti se mantiene con 30 unidades y San Lorenzo, que tiene 31, debe jugar este domingo frente a Estudiantes de La Plata y, en caso de sumar de a tres, ya será inalcanzable para la Lepra.

De hecho, si consigue ganar y que Lanús no haga lo propio frente a Boca, gritará campeón del torneo Inicial.