Newell’s empujó hasta el final, pero sufrió otra derrota en el Coloso ante Independiente


Un punto sobre doce. Newell’s sigue sin ganar en la Copa de la Liga. El equipo de Frank Kudelka sufrió otra derrota en casa frente a Independiente, que fue muy superior durante la primera mitad y que se defendió del avance rojinegro en el complemento para llevarse una victoria del Coloso. Fue 2-1 para el Rojo, que se fue al descanso con dos goles de ventaja. La reacción leprosa, con modificaciones como el debut de Jonatan Cristaldo, fue insuficiente. 

Se cumplió rápidamente la ley del ex y el tucumano Sebastián Palacios fue el que abrió la cuenta para Independendiente, mientras que el lateral Fabricio Bustos amplió con una buena definición ante Alan Aguerre, todo en el primer tiempo. En el último cuarto de hora de juego llegó al descuento Newell’s a través de Maxi Rodríguez, pero luego no supo cómo volver a romper el cerrojo defensivo visitante.

Ya a los 8′ la defensa estaba desacomodada y Silvio Romero aprovechó un pase largo para asistir al veloz Palacios, que definió cruzado ante la salida de Aguerre y no celebró por su reciente pasado en el club. Sobre los 30′, una mala entrega de Orihuela en combinación con una floja salida de Cristian Lema posibilitó una definición de Bustos, que se filtró en el área y definió con elegancia por encima del arquero. Toda la delegación local reclamó un penal por una mano de Domingo Blanco, pero el árbitro Pablo Echevarría ignoró la acción.

De cara al complemento, Kudelka metió mano y posibilitó el debut de Cristaldo. El trámite se tornó vibrante y de ida y vuelta. A pesar del empuje y del retraso en el campo de juego de parte de la visita por la ventaja obtenida, recién sobre los 29′ llegó el ansiado descuento rojinegro: Maxi Rodríguez conectó un cabezazo en el área menor luego de un gran centro de Manuel Llano para el 2-1.

Con más ganas que ideas, la Lepra empujó en el último cuarto de hora en busca del empate pero no supo cómo generar más peligro y se expuso a contraataques ante el veloz frente ofensivo del Rojo.

La Lepra de Kudelka no encuentra el rumbo en esta temporada. De las primeras 4 presentaciones en la Copa de la Liga, sufrió tres derrotas y un empate, por lo que continúa sin victorias en el campeonato. Primero cayó como visitante de Vélez (1-0), luego en casa ante Boca (0-1) y había empatado en Córdoba con Talleres (2-2). Ahora fue derrota frente a Independiente en el Coloso (1-2).

La inconformidad de los hinchas que piden desde el año pasado cambios estructurales no se condice todavía en las declaraciones post-partido de Kudelka, quien se molestó con la prensa por insinuar su posible salida luego del empate en Córdoba. Lo cierto es que las arcas rojinegras tampoco tienen una conducción sólida a nivel institucional y económico; aunque sin gastar demasiado dinero, la dirigencia se defiende en la incorporación de jugadores de peso como la vuelta de Lema, Fernando Belluschi y el polémico desembarco de Cristaldo.

Una vez finalizado el partido, Frank Kudelka, entrenador de la Lepra, brindó otra picante conferencia de prensa y dejó en claro que por ahora no piensa en renunciar a su cargo. “No cabe duda que son situaciones de evaluación, pero no voy a responder sobre mi continuidad en una conferencia… No tengo ninguna reunión prevista con la dirigencia. No he hablado con nadie absolutamente. Estuve en el vestuario todavía, no tengo nada para decirles. No voy a entrar en la desesperación”, manifestó el entrenador.

Y en la misma línea, se enojó ante una nueva pregunta sobre su continuidad en Newell’s: “Es la tercera pregunta que me hacen del mismo tema. Si ustedes no encuentran la respuesta que quieren escuchar, sepan respetar. Entiendo la premura para salir a informar, pero sepan que acá hay un ser humano… Será lo que tiene que ser, denme la oportunidad de salir de esta situación incómoda porque las cosas no me salen”.

“A veces hay que ponerse en el lugar de las personas, por más que sean más o menos públicas. Mínimamente, no para que me entiendan u opinen a favor. Hay caminos que van de la mano de una persona, a la que las cosas no le salen y que está en permanente debate de qué hacer. Con el trabajo no alcanza. Tengo claro que el único resorte que hay es el técnico y no los jugadores. Les pido por favor que, si no tienen otra pregunta al respecto, lo entiendan”, siguió, enojado con los periodistas.

En cuanto al desarrollo del partido, cerró: “Vi el partido en dos tiempos distintos. El rival no nos apabulló demasiado en el primero pero tuvieron situaciones que terminaron en goles. En el segundo tuvimos un funcionamiento acertado, pero no nos alcanzó… Luego del gol en contra, el equipo actúa más por necesidad que por convicción. Creo que el segundo tiempo, el rival encontró lo que vino a buscar: esperarnos y contragolpear”.