Narcolemia: todos los conductores de servicios públicos se someterán a tests

El Concejo Municipal de Rosario aprobó el proyecto para realizar controles de narcolemia a conductores de servicios públicos, que abarca a policías, colectiveros, taxistas y choferes de ambulancia sin afectar el normal desenvolvimiento y desarrollo de sus funciones. Se trata de un proyecto del edil radical Jorge Boasso.

“Los controles a realizarse sobre choferes afectados al servicio público, se realizarán de manera tal de no afectar el normal desenvolvimiento y desarrollo de sus funciones. Por ello el proyecto sugiere que se realicen en las distintas dependencias antes de que los vehículos sean afectados al servicio”, detalló el concejal que integra Cambiemos.

La propuesta es impulsada a raíz de los resultados obtenidos con la implementación de la Ordenanza 9.195/14 Programa de Prevención y Detección de Drogas en conductores vehiculares y la necesidad de implementarlos en los conductores de vehículos afectados al servicio público, además toma relevancia a partir de lo difundido por el gobierno provincial respecto a que se comenzarán a realizar tests a policías y funcionarios del Ministerio de Seguridad.

Además, la iniciativa prevé que el municipio disponga una línea telefónica gratuita a efectos de que los usuarios de servicios públicos, que adviertan comportamientos extraños en los conductores, puedan realizar una denuncia solicitando la realización de exámenes toxicológicos.

“En el caso de que el test resulte positivo, se penará con multa y retiro de la licencia de conducir, como lo establece la actual ordenanza, y por tratarse de servicios públicos se deberá realizar la inmediata comunicación a la autoridad designada por los ministerios o reparticiones correspondiente”, detalló Boasso.