Murió Eduardo López, histórico presidente de Newell’s

A raíz de un problema coronario por el que había sido internado en el Hospital Americano, falleció esta mañana Eduardo López, quien fuera presidente de Newell’s desde diciembre de 1994 a diciembre de 2008. Fue fuertemente cuestionado por los manejos económicos de la institución y sus vínculos con la barra leprosa.

  • Durante su mandato, vació el club de toda actividad que no fuera el fútbol y desactivó también la presencia opositora, consiguiendo mediante estratagemas judiciales y la violencia que aplicó con la barra brava comandada por el asesinado Roberto Pimpi Caminos convertirse más que en presidente en dueño de Newell’s, tanto que toda la administración no se realizaba desde la institución sino desde las oficinas que tenía arriba de su bingo, en San Lorenzo y Entre Ríos.

Esto, hasta que las movilizaciones callejeras y a presión que éstas ejercieron sobre el poder político provincial forzaron a las hasta entonces inéditas elecciones de 2008 que lo desalojaron del poder.

Antes de irse, según denunciaron las autoridades entrantes, se llevó todo, dejó el club convertido en “Kosovo, tierra artasada”, según describió el propio Lorente. Pero eso no fue lo peor, si no la millonaria deuda que aún hoy condiciona el presente de Newell’s.

Como datos positivos de su mandato pueden mencionarse el título de 2004, con Américo Tolo Gallego en la dirección técnica, y la reforma del estadio, con la construcción de las segundas bandejas en la tribuna del hipódromo y la que da al Museo Histórico Provincial Angel Gallardo.

Además, incursionó por un tiempo en los medios de comunicación –manejó LT3 y el Diario El Ciudadano–, una pata que creyó necesaria junto a sus vínculos en la Justicia, para garantizrse impunidad.

En las redes