Multitudinario y emotivo abrazo solidario al Vilela por Benjamín, el chico baleado en zona oeste

Diario La Capital

Una multitud se reunió en la noche de este miércoles para realizar un abrazo solidario al Hospital de Niños Víctor J. Vilela para apoyar y acompañar a la familia y a Benjamín, el chico de 8 años que el sábado recibió una bala perdida cuando se estaba preparando para jugar un partido de fútbol infantil y que desde ese día lucha por su vida. “Estoy conmovido, esto es muy grande y espero que sirva para que Benja salga adelante”, dijo Javier, el padre del chiquito, quien agregó sobre la paradoja del fútbol: “Él estaba en una canchita de fútbol disfrutando y hoy está luchando por su vida”.

Amigos, familiares, conocidos, chicos que juegan al fútbol en categorías infantiles y técnicos de esas categorías acompañaron a Javier y Soledad, los padres de Benja, que de a poco está mostrando signos de mejoría.

“Esto es emocionante, gracias a todos, sigan orando por la salud de Benja que me lo quiero llevar a casa con vida, que salga caminando conmigo”, afirmó visiblemente conmovido Javier, el papá de Benjamín, y agregó: “Cada vez está un poco mejor y eso es lo que necesitamos para volver a ser una familia feliz, como veníamos siendo antes de esto”.

Respecto a cómo evoluciona Benjamín tras las operaciones del fin de semana, comentó: “Por suerte, las noticias son buenas y van a seguir siendo buenas, eso es lo importante”, y agregó: “La tomografía salió bien y, dentro de lo malo, siempre hay mejoras, avanza en su recuperación, poquito pero siempre para adelante, nunca para atrás”.

El papá de Benjamín también recalcó que “el cerebro se está desinflamando, no tiene fiebre y los órganos vitales están bien. Le siguen dando medicamentos porque él sigue inducido al coma para que no se despierte de golpe. Si todo va bien, mañana le van a sacar el respirador de a poquito para ver cómo reacciona y sé que va a reaccionar bien. Me lo voy a llevar vivo a mi casa”.

“Les agradezco a todos por el apoyo a mi hijo, somos una familia común y hoy nos hicimos conocidos por una desgracia. Alguien se equivocó, casi destruye una vida, pero la mía no porque yo a Benja me lo voy a llevar vivo de acá”, señaló con una mezcla de emoción y conmoción.

Este jueves a la noche, los dirigentes de la Asociación Rosarina resolverán, casi con seguridad, que este fin de semana no habrá fútbol como medida para repudiar y visibilizar lo que pasó con Benjamín.

Sin embargo, el papá de Benja quiero que la actividad continúe. “Yo quiero que el fútbol siga siempre, que las canchas sigan siempre, porque el potrero saca a los chicos de la calle, que es lo más importante. Tal vez se pare este fin de semana, porque es algo razonable, pero el fútbol va a seguir siempre, que es lo que queremos, porque yo tengo un hijo jugador y él va a querer seguir jugando”.