Multitudinario banderazo en Newell’s

El Coloso Marcelo Bielsa se vistió de fiesta en la previa del clásico del domingo frente a Rosario Central con un histórico banderazo que reunió 40 mil personas, que alentaron al plantel profesional en la antesala del partido del año. Se vio un marco espectacular, similar al de cualquier partido en que los de Alfedo Berti hacen de locales.   

Fue histórico, porque mostró un marco increíble, que hablan de cerca de 40 mil personas, algo realmente sorprendente, teniendo en cuenta que no se trató de ningún partido.

“Sin palabras. Esto es muy emocionante y muy lindo. Se disfruta un montón”, sentenció Maxi Rodríguez, figura y uno de los jugadores más ovacionados por los hinchas.

“Se te pone la piel de gallina. Es increíble como apoyan siempre”, dijo Diego Mateo sobre las sensaciones que le dejaba el banderazo.

Por su parte, el arquero Nahuel Guzmán, sostuvo que “esto es para disfrutarlo, es parte de la alegría y el folklore del fútbol. Es un evento que no se repite en ningún lado. Se disfruta desde adentro”.

Desde temprano, incluso antes de que se abrieran las puertas del estadio -estaba previsto para las 18-, y pese a la lluvia, que cuando promediaba la tarde fue torrencial, los hinchas comenzaron a colmar el Coloso y a darle un marco fantástico.

Imagen de previsualización de YouTube

Con banderas, gorros, camisetas. Con todo aquello que los identificara con los colores rojinegros, los simpatizantes se fueron arrimando al estadio para darle su apoyo y, a la vez, brindarle su reconocimiento al plantel.

Primero fueron colmando la platea baja que da al Museo Provincial “Julio Marc” y la popular Diego Armando Maradona, pero de a poco debieron ir abriendo el resto de las tribunas hasta que el estadio se colmó.

El banderazo terminó con un show de fuegos artificiales y los celulares encendidos mientras se apagaron por unos instantes las luces del estadio. El cierre llegó con los jugadores subidos al travesaño del arco que da espaldas a la popular Maradona, y más tarde dando una vuelta por la cancha para saludar y sacarse fotos. El final se coronó con los jugadores saltando y cantando en el centro del campo, casi al unísono con los hinchas, quienes cerraron un día histórico al grito de “el domingo cueste lo que cueste, el domingo tenemos que ganar…”.

Fuente: Diario La Capital.
Fotografía: @diegotenob.