Mujeres al volante: el Concejo aprobó la paridad en el transporte urbano de pasajeros

El Concejo Municipal aprobó por unanimidad aprobar la modificación a la ordenanza de 2006 que regula el transporte urbano de pasajeros y, de este modo, obliga a las empresas que administran el servicio, tanto estatales como privadas, a que el 50 por ciento de los choferes de colectivos que se contraten sean mujeres. La decisión fue empujada por el reclamo público de un grupo de mujeres choferes que sacaron a la luz que, las compañías locales, no contrataban mujeres para manejar los colectivos. La semana pasada llevaron sus demandas al Palacio Vasallo para que los puestos de trabajo sean repartidos en forma equitativa.

Ese mismo día el titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Manuel Cornejo, aseguró, a fin de justificar la inequidad de género, que “las mujeres no están preparadas para manejar un colectivo”. Sus palabras, de fuerte corte sexista, encendieron una fuerte polémica y motorizaron una denuncia en su contra en el Inadi.

  • Un dato estadístico reforzó el reclamo de la agrupación Mujeres Colectiveras. Un informe elaborado a partir de los registros de la empresa Movi reveló que en la compañía trabajan 542 hombres y ninguna mujer. Es más, en los últimos seis meses se contrataron 55 choferes, todos hombres.

Entre las novedades introducidas a la ordenanza se plantea un control trimestral sobre las incorporaciones y las vacancias que hay en el sistema, a fin de que haya un control estricto de los puestos de trabajo. La intención es que no pase, como fue documentado judicialmente, lo que sucedió con la empresa de transporte municipal.

También se contempla una extensión a un plazo de 90 días del registro de aspirantes a conductoras y se cambia el órgano de aplicación, que ahora pasa a ser el Ente de la Movilidad. Y se plantean sanciones pecuniarias para cada mes de incumplimiento, cuyos montos dependerán de la gravedad de la falta.