Mesa de trabajo para concretar los jardines maternales municipales

El Concejo Municipal rosarino aprobó una iniciativa para que se haga efectiva la ordenanza para la creación de jardines maternales municipales, impulsado por la edila Norma López y aprobada hace ya dos años. El proyecto nunca fue implementado. “Los jardines maternales municipales deben brindar sus servicios a hijxs de trabajadorxs que residan en la ciudad, independientemente de la inserción laboral formal o informal de los mismos, desde un enfoque universal”, detalló la concejala del Frente Para la Victoria.

“La ordenanza tiene una doble mirada de atención a la infancia y a las mujeres que trabajan. Se persigue garantizar los derechos laborales de aquellas mujeres y sus parejas que no tienen dónde ni con quién criar y educar a sus hijos y también el derecho a la educación de niños y niñas desde el momento de su nacimiento, además de atender a una problemática que puede derivar en formas cercanas al trabajo infantil cuando los padres no tienen dónde dejar a sus hijos más pequeños y terminan siendo los hermanos mayores los que los cuidan”, agregó.

Se contempla que los jardines maternales municipales estén ubicados en los espacios públicos que el municipio indique, que se puedan aprovechar las estructuras de los Centros Municipales de Distrito o cualquier otra que la Municipalidad considere adecuada. Y no pasa por alto que la atención de la infancia en estas salitas esté a cargo de profesionales docentes, formalizados en su labor.

Por otra parte, la concejala remarcó que “hoy es un hecho irreversible la incorporación masiva de las mujeres al mercado del trabajo, quienes comparten con los varones el tiempo de empleo remunerado y sin embargo, no ha ocurrido un proceso similar de cambio en la redistribución de la carga de tareas domésticas, incluido el cuidado de las niñas y niños”.

“El desigual reparto de tareas domésticas sigue representando el mecanismo más efectivo de exclusión de la mujer. Las mujeres siguen siendo las principales responsables de las tareas domésticas, pero además como no pueden cuidar a sus niños, esas tareas recaen sobre los hijos mayores. Deben garantizarse los derechos de las niñas y niños más pequeños que necesitan cuidados, recibir una atención integral y una educación adecuada”, insistió.

Para López, “el hincapié debe estar en abrir una discusión bien amplia con distintos sectores, sobre cómo el municipio atiende a la educación de la infancia”. “Para ello se convoca a una mesa de trabajo a concejales y concejalas, al Ministerio de Educación de la Provincia, a la Secretaría de Educación y Cultura del municipio y al Instituto de la Mujer”, apuntó.

Cabe destacar que en Rosario hay 194 jardines de infantes y maternales,de los cuales 70 se concentran en el centro, donde asisten unos 11 mil chicos hasta los 4 años.