Los rosarinos dieron el golpe ante Boca y River con el clásico en el horizonte

Central y Newell’s sorprendieron este domingo a Boca y River en la décima fecha de la Superliga. Los equipos de Leo Fernández y Juan Manuel Llop rompieron con los pronósticos y se impusieron sobre los denominados grandes del fútbol argentino. Sin atravesar grandes momentos, el Canalla y la Lepra se llevaron un pleno de los desafíos, a dos semanas del clásico de la ciudad.

Triunfazo leproso en el Monumental

  • Newell’s se impuso por 3-1 sobre River en el Monumental. Con goles de Luis Leal, Brian Sarmiento (de penal) y Héctor Fértoli, el equipo del Chocho remontó la conquista de Gonzalo Pity Martínez para obtener tres puntos de oro.

El Rojinegro venía de perder agónicamente en su visita a Belgrano de Córdoba y los ánimos por la actualidad económica de la institución sigue estando frágil. Con actitud, la Lepra se llevó una gran victoria con roles destacados del arquero Luciano Pocrnjic, Sarmiento y Leal, estos dos últimos conectados para dos de los goles en Núñez.

Aprovechó claro, el golpe que sufrió en el último Superclásico su adversario. El equipo de Marcelo Gallardo iba por la recuperación para encarrilar el rumbo pensando en la final de la Copa Argentina. Newell’s ya tiene en horizonte el derby rosarino.

Golpe de autoridad en el Gigante

  • Todavía reacomodándose tras la salida de Paolo Montero por el fracaso en la Copa Argentina y el flojísimo inicio en la Superliga, el Central de Leo Fernández derrotó por 1-0 a Boca con un tempranero cabezazo de Marco Ruben. Pudo liquidarlo, pero terminó sufriendo contra un rival que jugó el segundo tiempo con diez jugadores por la infantil roja de Paolo Goltz.

Y fue, ni más ni menos, que el segundo triunfo al hilo del Canalla, coincidiendo con la asunción interina de Fernández, proveniente de la Reserva, con la que gritó campeón de la Copa Santa Fe. Cambio de actitud, un sello más agresivo y seis puntos para salir del fondo de la tabla.

Ruben metió la cabeza a los 3 minutos y selló el resultado del partido en el desbordante Gigante de Arroyito. Con el hombre de más pudo liquidar el pleito, pero acabó sufriendo y sosteniéndose defensivamente ante los arrebatos del Boca de Guillermo Barros Schelotto, líder del campeonato. El propio capitán admitió que la cabeza está puesta en ganar el clásico rosarino de la jornada 12.