Los motivos de la ausencia de Macri en el Día de la Bandera en Rosario

La Nación | Archivo

El presidente Mauricio Macri finalmente no viene a Rosario para el Día de la Bandera luego de largas especulaciones sobre su presencia en la ciudad, que supone montar amplios operativos de seguridad para preservar su figura, como ocurrió los últimos dos años. Ante la posibilidad de que se generen disturbios, el mandatario optó por ausentarse del acto oficial.

El diputado provincial y referente de Cambiemos, Federico Angelini, confirmó la baja de Macri y luego, oficialmente, un comunicado del ministro del Interior, Rogelio Frigerio. La decisión se conoció pocas horas antes del acto programado para las 9 de este miércoles en el Monumento a la Bandera, en medio de un contexto político y social complicado, a raíz de la crisis financiera.

  • “Con motivo de haber recibido notificaciones de los responsables de la seguridad presidencial y del gobierno de la provincia de Santa Fe, en las que se indicaba que se debían reforzar las medidas de seguridad para evitar la posibilidad de que se generaran disturbios en las calles de Rosario de organizaciones políticas, se suspenderá mañana (por hoy) la asistencia del presidente a esa ciudad para la celebración del Día de la Bandera”, dijo Frigerio.

El ministro dijo que habló con el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y coincidieron en que “lo mejor es dejar que los vecinos rosarinos puedan disfrutar con tranquilidad de los festejos patrios”. “El presidente tomó esta decisión basado en preservar ante todo la paz y la seguridad de los rosarinos y solicitó que se informara a través de la prensa de los motivos de la cancelación de su visita”, concluyó Frigerio.

Según el diario La Nación, fuentes del oficialismo admitieron que el momento no es el más adecuado para “enfrentar a la gente” en tiempos de inflación, suba del dólar y expectativas a la baja.

La Multisectorial por los Tarifazos de Rosario se había convocado para marchar y manifestarse en contra de las políticas económicas del gobierno nacional y se esperaba un fuerte repudio en inmediaciones del Monumento, que iba a ser vallado y controlado por las fuerzas de seguridad como ante cada visita de Macri.

Esta vez no habrá un “adentro” y “afuera” en el evento principal del Día de la Bandera y serán la intendenta Mónica Fein y el gobernador Miguel Lifschitz quienes encabezarán el acto oficial. Se espera también la presencia de funcionarios del gobierno nacional.