Los detalles de los allanamientos a bandas narco vinculadas al clan Funes-Ungaro

Quince personas fueron detenidas durante un operativo con 40 allanamientos con el fin de desarticular dos bandas narco vinculadas entre sí cuyos miembros cometieron parte de la escalada de homicidios en enero último, informaron fuentes policiales y judiciales.

Los procedimientos conjuntos entre la Justicia Federal y la provincial, en los que se secuestraron 9 armas, 120.000 pesos y droga fraccionada para la venta, apuntaron contra las bandas liderada por las familias Ungaro y Funes, enfrentadas al clan Camino en la disputa territorial por el narcomenudeo en el sur rosarino.

Entre los detenidos se encuentran dos mujeres consideradas por los investigadores como las cabecillas de los dos grupos en el territorio, cuyos jefes están presos en penales santafesinos, precisaron las fuentes. Se trata de Daniela Ungaro (43) -ex pareja del empresario narco asesinado en Rosario en 2013 Luis Medina (42)- y Brisa Amaral (18), vinculada a Lautaro “Lamparita” Funes (22). Daniela Ungaro es, además, hermana de René, quien cumple condena como autor del homicidio del ex jefe de la barrabrava de Newell’s, Roberto “Pimpi” Camino (37), asesinado en marzo de 2010.

Según dijeron a Télam voceros de la investigación, los pesquisas consideran que René Ungaro es el jefe de la organización y comanda desde la cárcel tanto la venta de drogas como las venganzas contra el grupo de los Camino. La última víctima de ese sector fue Rubén Ariel “Tubi” Segovia (29), asesinado el martes en la cárcel santafesina de Coronda en circunstancias aún no esclarecidas, donde cumplía prisión preventiva por cuatro casos de homicidio.

“Daniela Ungaro respondía a su hermano René en la comercialización de drogas, y Brisa Amaral a Lautaro Funes”, precisaron voceros del caso. “Lamparita” Funes está detenido desde el año pasado en la unidad penal de Piñero acusado de ser miembro de una asociación ilícita investigada por la Justicia rosarina, que le achaca varios delitos y lo vincula a los Ungaro.

  • La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, consideró el operativo conjunto como “un paso muy importante en la lucha contra el crimen organizado” y dijo que los procedimientos buscan desarticular “toda la organización narcotraficante Los Funes”.
  • La investigación contra las bandas de los Ungaro y los Funes tiene una causa provincial por asociación ilícita y otros delitos, y una federal por narcotráfico en el juzgado federal 3 de Rosario, a cargos de Carlos Vera Barros.

El fiscal rosarino Matías Edery dijo hoy en rueda de prensa que a los detenidos durante los allanamientos “se le imputan delitos variados desde tenencia de armas a asociación ilícita” y que “hay organizadores, partícipes, cabecillas”. “Hubo allanamientos en el Servicio Penitenciario y en lugares vinculados a la familia Ungaro”, abundó la fiscal.

Además, la PSA allanó la celda donde está alojado “Lamparita” Funes, de la que secuestró un teléfono móvil y drogas para consumo personal. La fiscal rosarina Gisela Paolicelli sostuvo por su parte que entre los 15 arrestados “hay referentes“ que venían ”buscando” porque “tenían pedidos de captura” y permanecían prófugos.

A su turno, el fiscal federal Claudio Kishimoto aseguró que “los procedimientos de hoy tienen que ver con las segundas y terceras líneas de bandas vinculadas al narcotráfico de gran magnitud”.
“Lo que nosotros estamos investigando como era una bajada de línea o de pensamiento organizativo dentro de lugares de encarcelamiento de determinadas personas, y a partir de ahí cómo se desarrollaba en la calle ese tipo de organización”, dijo. Precisó que “las mujeres ya ocupan un lugar fundamental dentro de la comercialización en las organizaciones de narcotráfico”.

El ministerio de Seguridad informó que ambas bandas, los Funes y los Ungaro, operaban en el barrio Tablada del sur de Rosario mediante el acopio, distribución y venta de drogas por “delivery” y también en puntos de venta, que usualmente suelen ser viviendas usurpadas.

Los Funes ganaron notoriedad pública a principios de este año por la detención de uno de los hermanos, Alan (19), acusado como autor del homicidio de una hermana de “Tubi” Segovia, de “dos tentativas de asesinato, amenazas, asociación ilícita, abuso de arma y cuatro casos de tenencia y portación de arma”.

Segovia es un “pesado” vinculado a los Camino que fue asesinado el martes en la cárcel de Coronda. Como consecuencia de las agresiones mutuas, entre enero y febrero últimos fueron asesinados dos hermanos Funes: Ulises (23) y Jonathan (28).

Este último fue baleado mientras conducía un Audi luego de visitar a sus hermanos Alan y Lautaro Funes en la cárcel de Piñero. El padre de ellos, Jorge “Gordo” Funes (44), también fue víctima de las vendettas cruzadas al ser baleado el 1 de enero de este año en su casa de las afueras de Rosario. Como parte de esa saga violenta está detenido e imputado Alexis Camino (21), hijo del ex jefe de la barra Leprosa “Pimpi”, por el crimen de la madre de los Funes, Mariela Miranda (35), asesinada en 2016.