Los detalles de la “precaria” fiesta electrónica en Arroyo Seco: “Pudo haber sido peor si no llovía”

“Pudo haber sido peor si no llovía”. La frase pertenece a una joven que estuvo en la fiesta electrónica el sábado por la noche de fin de año en Punta Stage, un boliche de Arroyo Seco, luego de la cual falleció una chica de 20 años tras consumir éxtasis en el evento. La productora Live Art Producciones recibió decenas de críticas por falta de agua, ventilación y control en el ingreso. Además, apuntaron por exceso en la capacidad de asistentes.

La entrada para la fiesta en la que tocó el DJ galés Sasha, uno de los más destacados en los géneros House y Progressive a nivel mundial, costaba 500 pesos y con traslado desde Rosario unos 700. En las mesas VIP pagaron entre 15 y 20 mil pesos “y no les dieron la bebida ni la ubicación prometida”.

  • Asistieron unas 3500 personas.

Los ingresos fueron un descontrol y en el interior no había agua, ni siquiera en los baños. “Había baños sin techo, armados de forma precaria. La capacidad estaba excedida. Cuando se largó la tormenta fue peor, porque no entrábamos en el único lugar que había. Ahí empezaron los empujones y avalanchas. A eso sumale que había sólo dos ventiladores”, contó un asistente de la fiesta a Rosario3.com.

Happy new year from Rosario #argentina !!

Un vídeo publicado por Sasha (@djsashaofficial) el

La tormenta trajo alivio desde la temperatura pero también reunió a un boliche excedido en capacidad bajo los techos. En ese cóctel también había dealers dentro del boliche. El consumo de drogas en fiestas de este tipo luce imparable, por incapacidad o connivencia de las fuerzas de seguridad.

Por un lado, la inversión con un DJ internacional como Sasha para atraer a miles de jóvenes a una fiesta en un boliche que no estaba habilitado para un evento así. El dinero destinado a la punta equivocada de la mesa. Falta de controles, de agua, de ventilación y venta de drogas. Una joven murió horas después de ingerir éxtasis en el evento y otras cuatro personas debieron ser atendidas.