“Los concejales no somos empleados de Fein”, disparó Sukerman por la situación del transporte

El concejal justicialista Roberto Sukerman expresó que la decisión de la empresa mendocina El Cacique de no venir a la ciudad “era un secreto a voces” y se mostró preocupado respecto a la posibilidad de que se caiga el sistema de transporte: “Si El Cacique se baja, hay poco tiempo de que venga otro, y la verdad que nos preocupa que quieran dar un manotazo de ahogado y pedirle al Concejo que levante la mano para volver a prorrogarle a Rosario Bus”. “Los concejales no somos empleados de Mónica Fein”, disparó.

“Nos preocupa el silencio, no dicen nada. Lo que nosotros queremos como ciudad es tener un nuevo sistema de transporte que dé respuestas a las necesidades de los rosarinos”, expresó Sukerman, quien recordó que es una situación que advierte desde hace meses: “La responsabilidad es del Ejecutivo. Nosotros no tenemos ninguna información de lo que va a pasar. Y no queremos que vuelva a suceder lo de siempre. Parece que Fein busca al Concejo cuando tiene el agua al cuello”.

Por otra parte, manifestó que ve a la municipalización del servicio no como la única salida, sino como la más viable: “Hoy tenemos un sistema en donde más de la mitad de las líneas son municipales y dan una mejor respuesta que las de Rosario Bus. Si no vienen los privados a hacerse cargo del servicio, y para que podamos implementar el nuevo sistema, lo que yo propongo desde hace años es la municipalización”.

Sukerman remarcó que “la responsabilidad es de la intendenta porque hace tres años cuando se votó un nuevo pliego, se otorgaron facultades al Ejecutivo para que lleve adelante una nueva licitación”, y subrayó que Fein no puede esperar al día anterior a que se caiga el sistema para pedir una prórroga. “Eso no es forma de administrar la ciudad, la Municipalidad tiene que estar a la altura de las circunstancias”, concluyó.