Llegaron las fuerzas federales para operativos especiales por la violencia en Rosario: 40 agentes para toda la ciudad


Frente al Monumento a la Bandera fueron presentados este domingo los vehículos y agentes de la Fuerza de Respuesta Inmediata (FRI), que desde este lunes tendrá como objetivo prevenir y evitar el delito en la ciudad. Se trata del dispositivo de seguridad que el gobierno de la provincia acordó con Nación para reforzar los operativos en Rosario e intentar bajar los índices de delito y violencia, que ya acumulan 150 asesinatos en lo que va del 2020.

La iniciativa, acordada entre el gobernador Omar Perotti y la ministra de Seguridad de Nación, Sabina Frederic, tuvo la presentación oficial y ahora se desplegará en territorio desde este lunes.

Autoridades santafesinas explicaron que la Fuerza de Respuesta Inmediata (FRI) de la Policía Federal es “una modalidad nueva que desarrolló el Ministerio de Seguridad de la Nación y que ya está trabajando en provincia de Buenos Aires con muy buenos resultados”.

Para esta primera etapa, llegan 40 agentes acompañados de seis móviles federales y dos motos de alta cilindrada para patrullar la ciudad. Los policías federales de la nueva brigada se van a alojar en un hotel y se quedarán al menos 21 días.

El secretario de Seguridad Pública de la provincia, Germán Montenegro, explicó que los operativos responderán a informaciones muy precisas de acuerdo al mapa delictivo. “No serán patrullajes aleatorios, al azar ni tampoco para demostrar figuradamente una presencia, sino que se focalizarán en determinados lugares y ajustados regularmente, es trabajar sobre base de información precisa y no despliegues eventuales”, abundó.

“Estos operativos tienen que ver con las derivaciones de delitos complejos, fundamentalmente el narcotráfico, porque como toda intervención preventiva intentamos contener situaciones que se van generando. Es sabido que las confrontaciones entre las bandas presentan mucha complejidad para prevenir porque tienen una lógica muy particular, y la idea es trabajar muy fino con la información que estamos actualizando permanentemente”, manifestó Montenegro cuando se anunció que las fuerzas federales llegarían a la ciudad.

La secretaria de Control municipal, Carolina Labayru, destacó que “se sumarán a las tareas de prevención del delito junto a la Policía de Santa Fe, garantizando la imperiosa coordinación de las fuerzas de seguridad federales y provinciales”. En ese sentido, mostró con un video el desembarco de móviles, motos, tanqueta y personal.

Desde sectores de la oposición ya plantearon su rechazo al desembarco, al que consideran insuficiente. La ola de violencia en la ciudad atraviesa uno de sus momentos más álgidos en distintos puntos y las balaceras se repiten a diario. “Necesitamos un mayor compromiso en la lucha contra el delito y 40 agentes no alcanzan, sobre todo para cubrir la demanda en los barrios más vulnerables en este sentido”, deslizaron.