Lifschitz quiere para Santa Fe más profesionales vinculados a los procesos productivos

El precandidato a gobernador por el Partido Socialista, Miguel Lifschitz, destacó la necesidad de estimular a los jóvenes para que sigan carreras universitarias vinculadas a los procesos productivos que se desarrollan en territorio santafesino, y de fomentar mecanismos de apoyo para que los jóvenes del interior que quieran abrazar esas profesiones.

Al finalizar una reunión con sus equipos de trabajo en la capital provincial, Lifschitz afirmó que “para construir las condiciones necesarias para un desarrollo económico más sustentable, un aspecto fundamental a tener en cuenta es la formación de nuestros jóvenes, en alentarlos a completar la enseñanza secundaria, promover las carreras técnicas, ampliar la oferta pública en materia de formación técnica y de tecnicaturas de nivel terciario; y también estimular con mecanismos específicos a los jóvenes que quieran seguir carreras universitarias vinculadas a los procesos productivos”.

En este sentido, el ex intendente de Rosario señaló que su gestión trabajará en “educación, formación técnica, investigación científica y tecnológica, articulación público – privada y  créditos para la producción y la investigación”. “Todo ello nos dará más competitividad internacional y nos permitirá una mayor incorporación a cadenas globales de innovación, producción y consumo, que serán claves para el crecimiento de la economía en la etapa que viene”, destacó.

Más ingenieros y técnicos para la provincia

Lifschitz aseguró que “la apuesta al crecimiento de las actividades productivas, sobre todo en el interior de la provincia, estará atada al proyecto de estimular el estudio de profesiones de perfil técnico vinculadas a los distintos procesos  productivos, como Ingeniería, en sus diferentes especialidades, Ciencias Veterinarias, Biotecnología, analistas de sistemas o administradores de empresas, entre otras. “Necesitamos que muchos más jóvenes se inclinen por esta clase de carreras, que se encuentran presentes en la actividad económica, en el mundo productivo, en el sector agropecuario, en la generación de energía, en el desarrollo de las infraestructuras y también en el funcionamiento del Estado y la gestión pública”, agregó.

Para ello, se ha diseñado un plan de apoyo para los jóvenes del interior de la provincia que quieran seguir estas carreras y luego regresar a sus lugares de origen para desarrollar su vida profesional o emprender sus propios proyectos.

“Hoy en la Argentina se gradúa un ingeniero cada cinco mil habitantes. En Francia uno cada dos mil. Si aspiramos a ser realmente competitivos en el siglo XXI, en dos décadas tendríamos que graduar un ingeniero cada mil habitantes”, afirmó Lifschitz.