Lifschitz estimó cerrar su gestión con una inversión total de 100 mil millones de pesos en obra pública

A tres meses del cierre de su mandato, Miguel Lifschitz anunció este domingo que pretende despedirse de la Casa Gris con una inversión total de 100 mil millones de pesos en obra pública durante su período. “Tenemos un tiempo largo hasta recuperarnos”, advirtió sobre el impacto de la crisis económica actual en el país.

De visita en San Javier, el dirigente socialista elogió la “respuesta positiva del sector agropecuario” ante la mala situación a nivel nacional y subrayó que “la economía real la mueven los productores”. A esto agregó: “Siempre que las papas queman, todos miran al campo con expectativas”.

Mientras la oposición subraya su preocupación por el estado de las cuentas provinciales, el ex intendente rosarino afirmó: “Terminamos muy bien la gestión y con mucha expectativa. Si al próximo gobierno le va bien, eso también será bueno para nosotros porque significa que dejamos una buena provincia”.

En su último año como titular del Ejecutivo santafesino, Lifschitz participó de la inauguración de la Exposición Rural en el centro de la provincia y aseguró que uno de los desafíos actuales es “potenciar al sector agroindustrial” de la región. Por último, hizo un diagnóstico de cara a la próxima campaña electoral y manifestó que “algunos seguirán haciendo muy buenos negocios, aprovechando la fluctuación del dólar y la inflación, pero la mayoría del pueblo argentino siempre se perjudica y retrocede”.

Tensa transición: el equipo de Perotti presentó un duro informe sobre la gestión de Lifschitz