Leo Fernández se fue de Central y asume Chamot

Leonardo Fernández dejó de ser el entrenador de Central. Tal como se preveía, la dura derrota a manos de Defensa y Justicia puso punto final al ciclo del Gordo, que agarró el primer equipo canalla tras la salida del DT uruguayo Paolo Montero. “La idea es que continúe otro entrenador”, aseguró Fernández tras dar la noticia.

Además, visiblemente afectado por el desenlace, le agradeció a los jugadores porque “siempre dejaron todo” y a los dirigentes “por el apoyo” que le dieron.

“Es un momento difícil. Para nada agradable”, dijo Leo Fernández apenas salió del vestuario canalla. E inmediatamente reveló que habló con los dirigentes y que no continuará en el cargo “pensando en el bien de Central”.

“Le quiero pedir las disculpas al hincha, que siempre nos apoyó. Los jugadores siempre dejaron todo adentro del campo de juego y la dirigencia nos apoyó, pero esto es fútbol y a veces las cosas no salen”, finalizó Leo.

El reemplazo

La dirigencia de Central halló rápidamente el reemplazante para el entrenador Leonardo Fernández. Su lugar iba a ser ocupado por el Kily González y José Chamot, pero el ex mediocampista finalmente rechazó la propuesta y será el ex defensor enterriano el que asumirá el cargo. 

Minutos después de que Fernández confirmara que daba un paso al costado, la cúpula canalla definió que dos ex glorias del club se hagan cargo del equipo para afrontar los partidos que restan de la Superliga y el duelo con San Pablo por la vuelta de la primera fase de la Copa Sudamericana.

Los tiempos con los que se resolvió el tema marcan claramente que todo estaba definido de antemano. Porque la dirigencia ya había dado señales claras de que Fernández ya no contaba con el apoyo de otros tiempos. Y debido a que la confirmación de la dupla Gónzalez-Chamot llegó casi al mismo tiempo de que el Gordo confirmaba su salida.

Sin embargo, el Kily decidió no mezclar las cosas y seguirá a cargo de coordinador de divisiones inferiores. Chamot sí se ocupará en principio interinamente de los últimos dos duelos de la Superliga y el choque internacional frente a San Pablo en Brasil por la vuelta de la primera ronda de la Copa Sudamericana. El sueño de todos los canallas es Edgardo Bauza.