Lavagna visita Rosario y estará acompañado de Lifschitz y Estévez

El precandidato a presidente de Consenso Federal, Roberto Lavagna, visitará este miércoles la ciudad de Rosario. Junto al gobernador Miguel Lifschitz y al precandidato a diputado nacional Enrique Estévez, el ex ministro brindará una charla, a las 13.15, en Salones Puerto Norte (Carballo 178) denominada “Claves para el futuro de la Argentina. Economía, producción e innovación”.

Este lunes, de paso por Mendoza, Lavagna enfatizó: “Nunca aceptaría formar parte de un gobierno de Alberto Fernández o de Mauricio Macri”. También volvió a cargar contra las encuestas centradas en la polarización entre el macrismo y el kirchnerismo.

Asimismo, advirtió que con el Fondo Monetario Internacional (FMI) “no hay que tener una actitud permisiva de decirle que sí a todo lo que pide ni actitudes agresivas”.

Lavagna y su compañero de fórmula, el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, se dividen para recorrer las provincias antes de las Paso y tratar de romper la polarización.

Lifschitz, principal apoyo

El gobernador de Santa Fe, el socialista Miguel Lifschitz, señaló que no imagina a Lavagna “formando parte de un eventual gobierno de Alberto Fernández”, pero consideró que “no dejaría de ser un gesto interesante si así fuere”. En diálogo con Futurock, Lifschitz, uno de los principales apoyos de la candidatura de Lavagna, recordó que el ex ministro de Economía y Fernández “se conocen porque fueron parte del gobierno de Néstor Kirchner”, pero señaló que hablar de la participación del economista en un eventual gobierno del precandidato a presidente por el Frente de Todos es “futurología”.

“Falta mucho: hay que esperar a agosto, llegar a octubre y finalmente ver cómo el nuevo gobierno plantea su esquema de gobernabilidad hacia adelante”, sostuvo el gobernador socialista, y agregó: “Cualquiera que sea presidente va a necesitar un gobierno de coalición y amplios apoyos legislativos porque este país es muy difícil de manejar en situaciones de crisis como las que estamos atravesando”.

Además, planteó que en Consenso Federal “hay una apuesta fuerte a tratar de lograr el mejor resultado y de tener alguna chance para octubre”, y advirtió: “Si así no fuere y llegamos a octubre con un balotaje entre Mauricio Macri y Fernández, creo que va a ser un buen debate el que tendremos que darnos para ver de fijar una posición”.

De todos modos, sostuvo que “sigue habiendo un porcentaje importante de indecisos” y que por ese motivo, “el final es abierto y no hay que apresurarse a hacer pronósticos”.  “Estas primarias que no definen nada nos van a dar la primera fotografía de lo que piensan los argentinos y cuáles son las expectativas”, afirmó.

Fuerte cruce

Con contundencia, el diputado provincial socialista Eduardo Di Pollina calificó la fórmula presidencial Lavagna-Urtubey como “una expresión más de la derecha conservadora de la Argentina” y se alineó así a otros referentes que integran el Frente Progresista que manifestaron públicamente el rechazo la figura del ex ministro de Economía que sí tiene el respaldo del gobernador Miguel Lifschitz.

“Es un tema que nos tomó por sorpresa, el sector al cual pertenezco hizo un análisis profundo del tema, lo analizamos en un plenario amplio donde participaron varios compañeros del Partido Socialista (PS) y tomamos la decisión política de no votar a esta fórmula presidencial porque el límite es Mauricio Macri y vamos a abrir el diálogo con las diferentes propuestas del campo nacional y popular”, expresó Di Pollina, en una entrevista con Rosario/12.

El legislador santafesino añadió, además, que la misma reflexión la hizo el ex gobernador Antonio Bonfatti. “No tengo dudas que tenemos la misma mirada política. También lo que puedo decir es hay una mayoría de integrantes del PS que comparten nuestra posición política”, indicó.

Di Pollina fue claro al plantear que la intención “no es votar en blanco”. “Entendemos que cuatro años de Macri serían devastadores para el país, ha quedado demostrado que es un gobierno que no gobierna para los intereses del pueblo argentino. Hoy nuestra obligación política es tomar una decisión, no vamos a votar en blanco porque entendemos que es un momento crucial de la historia argentina”, dijo.

Ahora bien, consultado sobre un eventual apoyo a la fórmula Fernández-Fernández, Di Pollina fue cauto: “Lo dejo como definición allí, más adelante lo resolveremos”.

“Más adelante seguiremos analizando la realidad política nacional y, por supuesto, vamos a tomar una definición en consecuencia. Si es necesario, por supuesto, también con un documento”, sostuvo Di Pollina, sobre la posibilidad de refrendar la postura en un texto firmado por dirigentes socialistas.