Las promesas de campaña de Macri para Rosario antes de ser electo presidente

“Rosario está peor que el resto del país”. La frase corresponde a Mauricio Macri en plena campaña, tiempo antes de ser electo presidente del país. Por eso, el líder del PRO realizó promesas para mejorar la situación de la ciudad en cuanto a narcotráfico y seguridad en caso de ser ungido jefe de Estado, algo que se confirmó en el ballotage del domingo.

“A Rosario la suerte que ha tenido por ser una ciudad portuaria, que le da tantas oportunidades, ahora le juega en contra. En Rosario se ha radicado muchísimo más que en el resto la presencia de bandas de narcotráfico que aumentan los conflictos entre ellos para dominar territorios, generan muertas directas de los jóvenes que son parte de las bandas, con muertes de inocentes en el medio”, expresó en una entrevista con el diario La Capital el pasado 20 de septiembre.

“La presencia de esas bandas hace que el lugar del mercado donde más drogas se vende sea acá en Rosario. Rosario tiene indicadores peores al resto. Tiene el doble de asesinatos por habitante que San Pablo, que era la peor ciudad de América latina”, indicó.

¿Y las medidas? “En materia de seguridad, dentro de la agencia que vamos a crear contra el crimen organizado, en los primeros cien días vamos a pacificar los barrios más complejos”, señaló.

En Rosario, el candidato de Cambiemos se impuso con el 51 por ciento de los votos (es decir, 399.874) contra el 48 por ciento de Daniel Scioli, del Frente para la Victoria (371.311).

“Vamos a entrar para terminar con las cocinas de paco y limpiar de armas las villas para lograr que esos barrios recuperen la tranquilidad”, manifestó en aquella ocasión el flamante presidente.

La visita de Michetti

La vicepresidenta electa Gabriela Michetti visitó en plena campaña a la intendenta Mónica Fein y confirmó las intenciones del PRO de “terminar con el narcotráfico en la región” con la Agencia de Lucha contra el Crimen Organizado.

“El narcotráfico va a ser un tema de consideración federal y el presidente lo va a asumir como un tema de responsabilidad nacional y a partir de allí con los 24 gobernadores y los intendentes más importantes vamos a hacer un plan consensuado y cada uno tendrá su responsabilidad pero tendrán marcado que detrás estará el presidente”, afirmó en la ciudad la vicepresidenta.