Las 69 mujeres presas de Rosario fueron trasladadas a la Nueva Alcaidía Regional

Las 69 mujeres privadas de la libertad ya se encuentran en la Nueva Alcaidía Regional, un espacio mucho más moderno, seguro y funcional. El ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro destacó este hecho como un momento histórico: “Es el día que terminamos con este lugar de detención de personas que estaban privadas de la libertad, que tantas críticas y quejas, fundadas por supuesto, tuvimos de organismos de derechos humanos durante tanto tiempo”.

  • El titular de la cartera de Seguridad destacó también que esto es parte de un proceso que se inició en la provincia de Santa Fe cuando el gobierno provincial “tomó la decisión de que los presos dejen de estar en comisarías, que son lugares que no están preparados para tener detenidos que son cada vez más”.
  • Explicó, además, que para lograr esto “hubo que trabajar fuertemente para construir obra pública carcelaria”. Los resultados comienzan a verse, la Nueva Alcaidía Regional ya está inaugurada y las 69 detenidas trasladadas, junto a 9 menores hijos de algunas de ellas, pernoctarán allí desde esta noche.

Se trasladaron las detenidas de la Unidad Penitenciaria Nº 5 y la Alcaidía de mujeres que funcionaba en la comisaría 4º en Rosario, a la Nueva Alcaidía Regional. A partir de abril, contará con la nueva cárcel de mujeres.

El traslado comenzó por la mañana, con las reclusas que están junto a sus hijos menores de 5 años. Finalizó pasado el mediodía cuando los móviles de SP, con colaboración del Cuerpo de Guardia de Infantería de la Unidad Regional ll llevaron las últimas presas a su nuevo lugar de resguardo. Las mujeres estaban alojadas en el edificio de calle Thedy, en los altos de la Comisaría 8º y en la Comisaría 4º en calle La Paz al 400 de Rosario.

En el operativo de traslado, junto al Grupo de Infantería de la Unidad Regional ll, trabajaron la Brigada Motorizada y el Comando Radio Eléctrico que acompañaron en los traslados, el Grupo de Operaciones Especiales Penitenciaria (GOEP) y el Grupo de Traslado del Servicio Penitenciario. Pullaro advirtió que “el operativo, se trató de un dispositivo que tiene su complejidad, ya que, en muchos casos, las internas tienen problemas entre sí, por lo cual hubo que ir sacándolas para trasladarlas en diferentes tandas”.