Las imágenes del proyecto de las tres torres en pleno microcentro rosarino

El municipio rosarino respaldó el proyecto inmobiliario que se apunta para el microcentro rosarino, en un punto “estratégico” con el objetivo de revitalizar el área histórica de la ciudad. Sería en la manzana de Corrientes, Rioja, Paraguay y Córdoba.

“Este es un proyecto estratégico, que venimos trabajando desde hace muchos años, sobre una necesidad de generar transformaciones importantes de revitalización en el área histórica. Creemos que genera condiciones urbanas que nos parece que vale la pena apostar como ciudad”, señaló el secretario de Planeamiento, Pablo Abalos, sobre el emprendimiento inmobiliario que presentó un inversor privado local en el Concejo Municipal.

  • El proyecto pretende levantar tres torres (una de 25 pisos, otra de 23 y la restante de 12) y abarca viviendas permanentes, oficinas, comercios, cocheras en un paseo peatonal que atraviesa el terreno. Todo, en un predio en el que actualmente funciona una playa de estacionamiento, en la manzana de Corrientes, Rioja, Paraguay y Córdoba.

“Creemos que Rosario debe sostener la posibilidad de articular lo público y lo privado, y nos parece que en este caso hay una gran ganancia para lo público, ya que acá la mitad del suelo privado queda de accesibilidad pública”, remarcó Abalos, quien subrayó que “la clave de este proyecto es que agrega viviendas permanentes a un sector que lo necesita”.

Sobre el proyecto impulsado por el empresario Aldo Lattuca, el funcionario apuntó que “es muy importante la decisión de los inversores, de apostar al área histórica de la ciudad, con una idea que respeta un plan que venimos promoviendo hace mucho tiempo para revitalizar el centro”. Y agregó que “la base de cualquier intento de revitalización es la gente residiendo en el lugar, dándole utilidad, más allá del horario comercial”.

Detalles del emprendimiento

“El proyecto plantea la altura de 66 metros sobre calle Paraguay, recedido. Sobre calle Rioja se produce un completamiento sobre la altura existente de los edificios de la cuadra. Y sobre calle Corrientes, que fue el punto en el que el privado pidió más altura para las oficinas, se tomó una similar a la de la torre de Paraguay, también con recesos importantes, y con la posibilidad de contar con accesos al centro de manzana, que para nosotros es muy importante”, añadió Abalos.

“Además, sobre calle Corrientes hay construcciones que recomponen la altura de las fachadas patrimoniales cercanas, y más atrás aparece el edificio de oficinas, con vacíos de acceso al espacio público. También hay varios niveles de cocheras, algunas privadas y otras públicas, que alcanzan la cantidad de plazas que tiene el estacionamiento que está funcionando ahora en ese lugar”, remarcó.

“Acá hay un modelo de ciudad y las normas urbanísticas tienen menos de cinco años de aprobadas en todas las áreas, con la aceptación del Concejo. Por eso estamos seguros de que hay que acompañar este proceso”, concluyó.