Lagna presentó el Plan Estratégico de Seguridad en el Concejo y apuntó a “secar los bolsillos de los lavadores del dinero de la droga”


La Provincia, a través del Ministerio de Seguridad, expuso este miércoles, en la Comisión de Control, Convivencia y Seguridad del Concejo Municipal de Rosario, el Plan Estratégico de Seguridad, con la presencia de la totalidad de concejales y el gabinete de la cartera santafesina. La audiencia con el ministro de Seguridad de la provincia arrancó a las 10 en el recinto de sesiones con la presencia de concejales, funcionarios y presidentes de bloques. Se llevó a cabo en el marco en la labor de la comisión de Control, Convivencia y Seguridad Ciudadana, coordinada por su presidente Roy López Molina – también vicepresidente primero a nivel institucional– y la presidenta del cuerpo, María Eugenia Schmuck

En ese marco, el ministro de Seguridad, Jorge Lagna, señalo que “vinimos a exponer nuestra línea de trabajo actual y nuestro proyecto a futuro; explicamos cada uno de los programas que estamos llevando adelante. Tenemos una mirada municipalista de la seguridad y por eso confiamos en las Mesas de Seguridad con gobiernos locales, que son una herramienta estratégica para diseñar el plan junto al intendente o intendenta, el ministerio y la policía”.

Por otra parte, el funcionario adelantó que “de aquí en adelante va a haber un ida y vuelta permanente, ya que hemos dispuesto que parte del equipo de Seguridad tenga contacto directo con los concejales, y vamos a poner en funcionamiento junto al intendente Pablo Javkin, pastores y referentes de centros comerciales, el programa de vecinales, que consistirá en visitar una vez por semana una vecinal para ponernos a disposición y solucionar, desde el territorio, los problemas que aqueja a los vecinos”.

Lagna señaló que “este plan de corto y mediano plazo es el que nos va a permitir tener un mapa de delito de cada barrio, poner el esfuerzo donde la violencia es más profunda y recuperar la cercanía con el vecino para que, de forma conjunta, podamos resolver los problemas de la gente”.



Entre los anuncios, el ministro se refirió a la incorporación de más agentes policiales destinados a labor operativa. “La policía debe estar en el territorio y no ser un servicio de enfermería que cuida comercios porque le sale barato a los empresarios”, afirmó en el marco del proyecto oficial de una ley de seguridad privada que se enviará a la Legislatura provincial, entre un paquete de normas.

Destacó la decisión política del gobierno del Frente Progresista Cívico y Social por crear los Centros Territoriales de Denuncia, aunque cuestionó no haberlos fortalecido, y anunció que abrirá nuevos, también atendiendo la perspectiva de género. Según argumentó, “la pandemia expuso más la problemática de la violencia familiar y la violencia contra las mujeres, que si bien no es un fenómeno nuevo, se hizo más visible a partir de su empoderamiento” a partir de las luchas feministas.

Montengro expuso sobre tecnología y seguridad en Rosario e informó que de 2.908 policías que se encuentran trabajando en el territorio se pasará a una operatividad de 3.897, a partir de “políticas de reordenamiento policial que se llevaron adelante para destinar a la calle a aquellos policías que realizaban tareas administrativas”. También se refirió a la incorporación de nuevos móviles en la ciudad, entre ellos autos, camionetas y motos, para acciones operativas. Con respecto a innovaciones en tecnología, se adelantó la compra de drones especiales y “celulares robustos” con geolocalización, entre otras herramientas.

Entre los anuncios, el equipo ministerial se refirió a la realización de un plan de recorridas barriales junto al Ministerio de Desarrollo Social y el municipio. Lagna, informó que ya se iniciaron esas acciones luego de reuniones realizadas con autoridades eclesiásticas locales. “Se continuarán las conversaciones para sumar a otras instituciones de la sociedad civil”, señaló el ministro quien manifestó su “decisión de ponerse a disposición de los concejales para trabajar en conjunto”.

También informó que hay un descenso de homicidios y de otros delitos menores como hurtos y robos, según datos propios y del Misterio Público de la Acusación (MPA). Sobre tenencia de armas de fuego, dijo que existe un incremento de secuestros en la provincia. Y señaló que “se reorganizó la Agencia de Investigación Criminal sobre todo en el tema de drogas y especialmente en Rosario” y se potenciará la Agencia de Control Policial, para seguir e investigar de modo eficiente a la fuerza a nivel interno.

Del encuentro participaron también el secretario de Seguridad, Germán Montenegro; el subsecretario de Seguridad Local y Abordajes Territoriales, Joaquín Chiavazza; el subsecretario de Formación y Capacitación, Andrés Rolandelli; el subsecretario de Prevención y Control Urbano, Alberto Mongia; el subsecretario de Investigación Criminal, Pablo Álvarez; el subsecretario de Seguridad Preventiva, Diego Llumá; el subsecretario de Control Institucional, Diego Rodríguez, el director de la Agencia de Investigación Criminal, Rodolfo Gallardo; y la coordinadora de Prevención y Control, Priscila Villalobos.



“Secar los bolsillos de los lavadores del dinero de la droga”


El ministro de Seguridad de la provincia de Santa Fe que asumió el pasado 19 de marzo, Jorge Lagna, expuso este miércoles en el Concejo Municipal su plan para la ciudad y junto a todos los ediles y autoridades del cuerpo acordaron una agenda de trabajo en común. Fue tras la convocatoria que surgió desde la Comisión de Control, Convivencia y Seguridad Ciudadana que preside Roy López Molina.

“La situación social es tan grave que necesitamos del aporte de todos. No nos quitamos responsabilidad, pero el rol de las instituciones es clave”, expresó Lagna, que fue acompañado por el secretario Germán Montenegro, al agradecer la invitación.

“Hay cuestiones que tienen que ver con el cuidado del espacio público, la contención de las víctimas y estamos iniciando la discusión sobre el Código de Convivencia que abre el concepto de seguridad y por eso queríamos conversar y generar una agenda común para estar cerca de los vecinos que están afectados por una inseguridad que no es nueva y necesitan sentir que trabajando juntos los cuidamos mejor”, agregó el edil de Cambiemos y vicepresidente del cuerpo, anfitrión junto a la presidenta María Eugenia Schmuck.

El vicepresidente del cuerpo Roy López Molina expresó: “Somos de los que creemos que la seguridad no es sólo un tema del gobernador o la provincia sino que los gobiernos locales como la Municipalidad y el Concejo tienen mucho para decir. En nuestro caso y desde la Comisión, ratificamos el compromiso de discutir los temas que realmente importan y afectan a los rosarinos en materia de violencia e inseguridad”.

López Molina dijo además que “pusimos a disposición todas las herramientas necesarias para avanzar, desde este lugar, contra los delitos llamados complejos, con normativas vigentes o nuevas que podamos discutir acordes a la coyuntura. Coincidimos en atacar especialmente el lavado y el control de las inversiones”, enfatizó.



Secar los bolsillos


“Hay que secar los bolsillos de los lavadores del dinero de la droga”, coincidió Lagna tras hablar de las recientes investigaciones que salieron a la luz por lavado en el centro de Rosario y Puerto Norte. Su exposición se realizó en el recinto y contó con la participación de todos los integrantes del cuerpo y sus fuerzas políticas. Sobre la prevención, el ministro anunció la incorporación de un 34% más de policías a tareas operativas en Rosario “y mucha inversión en tecnología”.

En tanto, sobre las fuerzas federales, que actualmente tienen operativos visibles en el centro y macrocentro, informó que “hay una coordinación para la ubicación de cada uno, por eso con los móviles de la Policía provincial reforzamos los barrios. Eso es en lo inmediato, lo que la gente necesita”.

Consultado por los concejales por los delitos y las órdenes efectuadas desde las cárceles, Lagna dijo que “hay una profunda crisis que atraviesan tanto el servicio penitenciario provincial como el federal, por lo que estamos avanzando con profundos cambios y la incorporación de la tecnología que sea necesaria”, entre otras cosas para controlar el uso de celulares.


Más voces


Carlos Cardozo, de Juntos por el Cambio, se refirió a los destacamentos y comisarías que “muchos rosarinos y rosarinas reclaman porque se cerraron en la anterior gestión con el objetivo de instalar megacomisarías, acción que al final quedó desactivada”. También cuestionó “falta de coordinación en las fiestas clandestinas” porque no tienen resolución a pesar de las denuncias de la ciudadanía.

Lorena Carbajal, del bloque Socialista, agradeció “el gesto del ministro” y a modo de reciprocidad también se puso a disposición junto a los demás ediles. Como propuesta, planteó que se sume al Observatorio de Seguridad del Concejo Municipal a las rondas barriales. Otros de sus requerimientos giraron en torno a incorporar herramientas digitales en las denuncias “sobre todo en tiempos de pandemia cuando existe un alto costo y esfuerzo para el traslado” de vecinas y vecinos; consideró sumar más alarmas comunitarias y volver a experiencias de la Policía Comunitaria o de cercanía.

Alejandro Rosselló, de Juntos por el Cambio, si bien valoró la presencia del ministro consideró que “no se trata de una gestión nueva”. Destacó “la visión social del ministro”, en cuanto a la las inequidades que originan algunos delitos y que demandarán un trabajo a largo plazo y señaló: “Pero hay acciones inmediatas que están obligados a tomar”, dijo y le consultó sobre sus alcances.

Eduardo Toniolli, del Frente de Todos-PJ, se refirió a “la competencia del municipio que tiene mucho para aportar en la seguridad pública” y criticó “la falta de respuestas de algunos funcionarios municipales cuando se los convoca”, actitud que contrapuso a la del ministro. Además, se refirió a la necesidad de sumar mecanismos para “coordinar las cámaras de jurisdicción municipal y las privados”.

Susana Rueda, de Rosario Progresista, consultó como presidenta de la comisión de Derechos Humanos, en cuanto a inquietudes recibidas en audiencias sobre “la posibilidad de interceptar llamadas por WhatsApp provenientes de unidades penitenciarias”, a lo que se respondió que actualmente no se cuenta con esa tecnología en la provincia porque esos mensajes están encriptados de extremo a extrema, por motivos de privacidad de la aplicación.

María Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular, solicitó retomar la presencia del Ministerio de Seguridad y policiales en las reuniones periódicas con las vecinales en el marco del Observatorio, y que antes se realizaban. “Es importante la participación de todos los actores”, afirmó y se manifestó a favor de fortalecer las rondas con las vecinales para combatir la inseguridad y generar cercanía con los funcionarios policiales, a partir de la búsqueda de dispositivos adecuados en tiempo de pandemia.

Norma López, del Frente de Todos-PJ, realizó propuestas en el marco de la Mesa de Seguridad de Rosario. Reclamó el cumplimiento de las ordenanzas Nº 9025 y Nº 9207 que regulan el sistema de video-vigilancia y el Alerta Rosario 2.0. También solicitó que «el Ministerio Público de la Acusación difunda y haga accesible la página web para denuncias online»; otro requerimiento fue que la mesa municipal tome los pedidos y propuestas planteados en los barrios y por los concejales. “Es importante que estén representadas las opiniones de toda la comunidad y sumar más organización en lo popular”, subrayó.

Fabrizio Fiatti, del bloque Creo, consideró que “la mesa local debe dar respuesta más cercana” y valoró la decisión política de profundizar las investigaciones criminales en diálogo con MPA, sobre todo en lo que refiere las economías delictivas. Además, solicitó precisiones sobre los destinos de los agentes que se sumarán a los controles operativos, y entendió que “deben tener más funciones en calle, en los operativos, tanto desde lo predictivo como en las intervenciones concretas”.