La votación por el aumento de tarifa de taxis pasó para el lunes: “No se puede ignorar la realidad”

En la comisión de Servicios Públicos del Concejo de Rosario volvió a darse una discusión “caliente” por el aumento de la tarifa de taxis. Después del debate, en el cual el bloque Cambiemos fue el único que se opuso a la suba, la votación pasó a un cuarto intermedio hasta el lunes de la semana que viene. La discusión y la posible votación sobre tablas del aumento en el servicio de taxis de Rosario pasó para el próximo lunes. Las cámaras y el sindicato piden un 35 por ciento de incremento en la tarifa.

Lo cierto es que existe un desfasaje del 100 por ciento y lo más probable es que se defina una suba ahora y otra en septiembre, es decir, desdoblar el impacto. “Ante la disparada del combustible, el alto índice de inflación y la devaluación de la moneda, no se puede ignorar la realidad. La decisión no puede ser dejar la tarifa como está”, expresó el concejal y candidato a intendente Pablo Javkin, del Frente Progresista.

El bloque de Cambiemos volvió a expresar su desacuerdo con esta suba y proponen alternativas para mejorar la situación económica de los taxistas. Se discutió en comisión y finalmente pasó a un nuevo cuarto intermedio hasta el lunes. La concejala de Cambiemos, Renata Ghilotti, comentó al término del debate que “la idea es poder seguir discutiendo, desde Cambiemos entendemos que hay una situación complicada, pero no queremos que la variable de ajuste sea el aumento de la tarifa”. La edila indicó que desde su bloque proponen “mejoras en el servicio y para los usuarios”. Y agregó que están presentando “medidas para paliar los costos de los taxistas”.

Por último, lanzó una dura crítica al oficialismo municipal: “No entiendo por qué el oficialismo decidió no votar el aumento, si tenía los votos del peronismo. Hacer responsable a un bloque (por Cambiemos) de esta situación, nos parece al menos infantil”.

En tanto, el concejal y candidato a intendente, Pablo Javkin, se mostró receptivo al aumento del servicio de taxis. “Cuando uno mira la situación de septiembre pasado a hoy, es obvio que todos los insumos para los taxistas aumentaron con estos números de inflación”, consideró. “Lo que estamos haciendo es tratar de atenuar el impacto sobre los usuarios, pero es evidente que algo hay que hacer”, añadió.

Javkin también hizo un pedido en este año tan especial: “Lo que espero es que todos tomen sus decisiones con responsabilidad y no pensando en la etapa electoral que estamos viviendo, con varios de nosotros postulándonos a gobernar la ciudad”.

La postura de Cambiemos

Los taxistas llevaron su reclamo a la comisión de Servicios Públicos del Concejo Municipal y amenazaron públicamente con la posibilidad de realizar paros nocturnos si no logran conseguir el aumento solicitado del 35%. A pesar de ello, el despacho de comisión no prosperó y desde Cambiemos exigen discutir medidas tendientes a reducir los costos antes de aumentar tarifas.

“La discusión sobre el sistema de taxis es más amplia y no se trata sólo de aumentar la tarifa como nos tienen acostumbrados desde la Municipalidad”, sostuvo Ghilotti y agregó “es hora de que nos permitan avanzar en medidas para reducir los costos y terminar con esto de recaer siempre sobre el bolsillo de los rosarinos”.

La concejala, quien además se desempeña como vice presidenta del Ente de la Movilidad, ha presentado una batería de proyectos para intentar mitigar el costo del servicio de taxis e intentar reducir los aumentos de tarifa solicitados por el sector. Entre ellos “la creación de un fondo compensador especifico para el sostenimiento del sistema a partir de los impuestos que hoy en día abonan los propios taxistas”.

“Proponemos la creación de un fondo especifico a partir de lo que la municipalidad recauda desde impuestos y tasas, que se le cobran a los propios taxistas, y destinarlo a mejorar la calidad del servicio y a evitar estos aumentos excesivos” sostuvo Ghilotti.

“Algunos dirigentes deberían ser más prudentes, porque con aumentos de esta magnitud estamos espantando a los pasajeros y eso puede afectar directamente a las propias familias de los taxistas” finalizó.

Entre los proyectos impulsados por Ghilotti con el objetivo de mitigar los costos en el servicio de taxis, se destacan:

  • La creación de un fondo especifico, que podría nutrirse a partir la recaudación municipal de sellos, de los derechos establecidos en la ordenanza general impositiva (OGI) para la renovación de chapas y otros ingresos, a los fines de incentivar la mejora continua del sistema y acompañar al sector en la incorporación de tecnología, medidas de seguridad, renovación de unidades y capacitación dechóferes, entre otras.
  • La solicitud al Ejecutivo Provincial para que, a través de su legislatura, modifique el código fiscal provincial e incorpore exenciones sobre el pago de patente única a los vehículos del transporte urbano de pasajeros y a los servicios de transporte público de automóviles de alquiler con taxímetro, como ya sucede con los vehículos de la empresa Aguas Santafesinas.
  • Un pedido de cumplimiento de la “probation”, ordenanza 6176 del año 1996 reglamentada en 2006, que nunca se llevo a cabo, y que permitiría a los titulares de taxis el pago de multas leves a través de trabajos comunitarios y servicios de solidaridad a la municipalidad.
  • Una serie programas desde el Banco Municipal para financiar con créditos blandos la renovación de unidades y generar descuentos a los titulares que se incorporen al sistema de pago electrónico, como así también incentivar a los usuarios a volcarse sobre esta modalidad de pago.