La violaron, asesinaron y prendieron fuego: un condenado a 25 años de prisión y dos absueltos


Familiares de María del Rosario Vera, víctima de un atroz femicidio ocurrido en 2018 en Villa Banana, mostraron toda su decepción, dolor y reclamo tras la resolución en la que se condenó solo a uno de los tres acusados por violar, matar y prender fuego a la joven. “Como no eyacularon no había pruebas. Esto es injusto”, señaló su sobrina. Otra familiar aseguró que los cuatro hijos “preguntan todos los días por la madre”.

María del Rosario Vera era una joven vulnerable y madre a cargo de cuatro hijos que fue asesinada en un contexto ligado al narcomenudeo. La calurosa mañana del 4 de enero de 2018, a la vista del barrio donde la mataron, su cuerpo fue trasladado en un carro y arrojado a un volquete de Garay y Lima donde le prendieron fuego.

El vendedor barrial de drogas Néstor Hugo Sánchez, de 48 años; su ex cuñado Alberto Martín Sánchez, de 37, y Nahuel Segovia, de 30, fueron acusados por el fiscal Patricio Saldutti como coautores de un femicidio cometido con violencia de género en el juicio que comenzó hace tres semanas en el Centro de Justicia Penal.

El tribunal condenó a Néstor Sánchez, dueño de la casa donde se cometió el crimen y cuyo ADN fue detectado en la ropa interior de la víctima, a 25 años de prisión. La pena más alta que admite la figura de homicidio simple que le asignaron. Fue el único condenado.

“Desde un primer momento dejó papeles diciendo que era amenazada por los soldaditos de Martín (Sánchez). Esto es injusto, que paguen los tres. Los tres estuvieron en la casa donde mataron a mi tía. Pudo ser violada por los tres, pero no hubo forcejeo y como no eyacularon no había pruebas”, dijo la sobrina.

La joven agregó que “faltan más personas” en la investigación por el femicidio que, según el tribunal, fue un homicidio simple. “La mataron como si fuese un perro. Ni a un perro se mata así. Queremos justicia. Que paguen los tres, no solo uno”, añadió.

“Toda la familia está decepcionada. Hay cuatro chicos sin mamá que preguntan todos los días por la madre y hoy no está por culpa de estos delincuentes”, sostuvo otra familiar que reclamó justicia tras el veredicto.

María del Rosario Vera tenía 23 años y estaba sola a cargo de sus cuatro hijos. El 4 de enero de 2018 fue violada, asesinada a golpes y ahorcada y posteriormente arrojaron el cuerpo a un volquete que prendieron fuego. La Justicia local este miércoles resolvió que de los tres acusados por ese atroz femicidio ocurrido en Felipe Moré y Gaboto, en Villa Banana, en la zona oeste de Rosario, haya un solo condenado por homicidio simple. Los otros dos imputados resultaron absueltos por el beneficio de la duda.

Los jueces Rodolfo Zvala, María Isabel Más Varela y Rafael Coria condenaron a Néstor Hugo Sánchez a 25 años de prisión. Absolvieron a Alberto Martín Sánchez, acusado como otro autor, y a Nahuel Segovia, imputado como partícipe secundario.

El fiscal Alejandro Ferlazzo mostró disconformidad con la resolución penal de primera instancia, por la calificación legal aceptada por el tribunal y por la absolución de los otros dos acusados. Anticipó que apelará el fallo.

El informe forense estableció que el cuerpo de Vera tenía lesiones en el cráneo y que padeció asfixia. Además, fue encontrada una cuerda alrededor de su cuello y presentaba quemaduras.