La tormenta en Rosario: reclamos por árboles caídos y anegamientos

Calles anegadas y árboles caídos fue el saldo de la fuerte tormenta que azotó en las últimas horas a la ciudad. Con anuncio de lluvia al menos hasta el martes, el agua hace sentir su presencia en varias esquinas de la ciudad, causando dificultades para automovilistas y peatones.

Desde Defensa Civil confirmaron que cayeron 80 milímetros de agua desde que comenzó a llover en la madrugada. Personal municipal trabajaba para dar respuesta a unas 30 denuncias por árboles derribados y bocas de tormenta tapadas que ocasionaban acumulación de agua.

  • En Pellegrini y Oroño, el agua acumulada dificultaba el tránsito en la zona de la rotonda central, frente al Museo Castagnino. Pero sin dudas una de las zonas más afectadas fue la de Costanera y la Bajada Puccio.
  • Usuarios en las redes dieron cuenta también de árboles caídos en distintas cuadras del centro rosarino. En Dorrego al 1500 un importante ejemplar se quebró en dos y la copa del árbol quedó sobre la calle. Las cuadrillas del municipio trabajaron en la zona y liberaron el tránsito.
  • La peor parte se la llevaron dos autos estacionados en Montevideo al 1800, ya que un árbol de la vereda se les había caído encima. A media mañana los autos ya habían sido retirados y las ramas cortadas.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) renovó esta mañana el alerta meteorológico por tormentas fuertes para el sur provincial. Advierte que la tormenta puede ser estar acompañada de intensas ráfagas, fuerte actividad eléctrica y ocasional caída de granizo, y de manera localizada abundante caída de agua en cortos períodos.