“La nueva Justicia penal es un hito en la provincia”

“Fue un esfuerzo de los tres poderes del Estado y también de aquellos que durante tantos años soñaron con un cambio en el sistema procesal penal de la provincia”, dijo el gobernador Antonio Bonfatti al ponerse en marcha la nueva justicia penal de Santa Fe, que comenzó a regir desde hoy en forma plena en toda la provincia.

El modelo inquisitivo, escrito, caracterizado por la centralidad del expediente, queda archivado, definitivamente, en un pasado donde abundan imágenes de una justicia lejana e inaccesible. El nuevo sistema, en cambio, es oral y público en todas sus instancias (no sólo en el juicio). El proceso está a la vista de las partes y de la sociedad, lo que determina una justicia más ágil, transparente, cercana y, sobre todo, más comprensible y humana.

Al respecto, el mandatario santafesino señaló que su puesta en marcha “es un hito fundamental” y destacó “la confluencia del Poder Legislativo sancionando las normas y leyes necesarias; el Poder Ejecutivo con el presupuesto y la parte de la infraestructura y la tecnología; y obviamente el accionar del Poder Judicial”.

“Hay un cambio de sistema -continuó- que más allá de la oralidad, transparenta el accionar de los jueces, todos los juicios van a ser públicos” y adelantó que “hoy se presentaron los primeros casos en Rosario”.

En cuanto a los pasos que se deben seguir, Bonfatti señaló que “ante un hecho ocurrido y denunciado, hay un fiscal que actúa acusando y siguiendo una investigación, con una policía a su disposición, a su vez hay un defensor junto al imputado, y un juez que lo único que tiene que hacer es resolver. Y obviamente una administración de la justicia de profesionales que no son abogados, que en la Oficina de Gestión Judicial distribuyen la labor diaria de todos los jueces en cada una de las cinco regiones”.