La Municipalidad suspendió la habilitación de Cabify por violar las normas

La Municipalidad de Rosario suspendió este jueves la habilitación de la empresa Cabify por “infringir ordenanzas” vinculadas a su rubro legal: el de agencia de remisería. La firma internacional, que funciona como una plataforma digital de movilidad y contacta a usuarios y con choferes (incluso no profesionales), fue notificada de “la suspensión preventiva de la autorización” para “brindar el servicio de Apoyo de Sistema de Remises”.

El artículo 2 de la resolución de la Secretaría de Transporte y Movilidad municipal, intima a que en un plazo “improrrogable de 48 horas adecúe la prestación de su servicio a la habilitación otorgada y a la normativa que la rige, bajo apercibimiento de revocación de la habilitación mencionada”.

José Iantosca, tesorero de la Cámara de Titulares de Licencias de Taxis (Catiltar), celebró la medida porque la empresa no podía funcionar bajo el sistema de Easy Taxi (otra aplicación) y “tampoco pueden hacer propaganda porque engañan”.

“Dicen que van a ganar 27 mil pesos por semana y esas son recaudaciones que ni en los taxis hacemos hoy. Además invitan a autos particulares a que se anoten para ser Cabify. Tienen que dejar de hacer ese tipo de actividades”, recalcó Iantosca en el programa A diario (Radio 2).

“Estamos satisfechos con esta resolución y a la espera de qué va a pasar”, dijo el dirigente de los taxistas, quien afirmó que la empresa será clausurada de forma definitiva. “Pero ellos no van a bajar nunca los brazos porque vienen por encima de las soberanías y quieren ordenanzas y leyes a medida que les permitan ganar plata sin dejar nada en el país”, agregó.

Cabify fue habilitada en Rosario como agencia de remís pero no puede operar como Easy Taxi. La firma planteó un recurso y fue rechazado. Eso derivó en la resolución de este jueves.