La Municipalidad garantizó la continuidad del Teléfono Verde

La Municipalidad de Rosario aseguró que el servicio de atención telefónica en violencia de género (Teléfono Verde) funciona con normalidad y sin interrupciones. A su vez, ratificó el compromiso con dicha política y garantizó su continuidad.

El Teléfono Verde es la línea de escucha y asesoramiento en violencia de género de la Municipalidad. Como parte de los dispositivos a cargo de la Dirección de Atención en Violencias de Género (actualmente parte de la Secretaría de Género y Derechos Humanos creada el 10 de diciembre de 2019), el servicio funciona las 24 horas, los 365 días del año con sus cuatro turnos de atención.

“Frente a distintas versiones que surgieron en los últimos días, desde la Municipalidad de Rosario ratificamos el funcionamiento de la línea. Asimismo nos parece importante visibilizar los hechos ocurridos el último viernes que pusieron en riesgo el normal funcionamiento de este servicio público esencial de la ciudad. Gracias a la rápida actuación de las trabajadoras municipales y autoridades, la situación fue revertida y la atención volvió a la normalidad”, expresaron a través de un comunicado.

Desde el municipio, explicaron que una parte del grupo de profesionales que participan en los espacios de formación en los dispositivos de la Dirección, ingresó a la sede a efectos de hacer “una toma pacífica y sin interrupción del servicio, acompañadas por ATE”, en reclamo del “pase a planta” municipal.

“Quienes lideraron la toma son parte de un conjunto más amplio de abogadas y psicólogas seleccionadas por ambos colegios profesionales de la provincia de Santa Fe Segunda Circunscripción, en el marco de convenios celebrados con la Municipalidad el 1° de noviembre de 2018 y que terminan el 31 de diciembre de 2019”, añadieron.

“La toma se produjo mientras otras profesionales se encontraban prestando el servicio de atención telefónica de manera habitual. Cuando debía hacerse el cambio de turno del Teléfono Verde, las profesionales asentadas en la Dirección se negaron al pase de la línea, que por la noche funciona fuera del edificio de la misma”, agregaron.

“De esta manera, retuvieron la atención del servicio e impidieron que el equipo que se encontraba disponible para iniciar su turno pudiera hacerse cargo, como lo establece el protocolo de funcionamiento. Esto ocurrió pese a la insistencia de la agente municipal que se encontraba en guardia de atención en el lugar. Finalmente se logró el traspaso de la línea, casi dos horas después de lo reglamentado”, explicaron.

Ante la gravedad de estos hechos, y a efectos de garantizar una prestación adecuada y de calidad, la Secretaría de Género y Derechos Humanos de la Municipalidad tomó la decisión de “reprogramar el cronograma de las prácticas profesionales y hacer una exhaustiva evaluación de lo ocurrido, cumpliendo con la responsabilidad que le compete al Estado en virtud de la normativa nacional, provincial y local vigente en la materia”.

“Queremos informar a la ciudadanía, y en especial a las mujeres de la ciudad, que el servicio Teléfono Verde funciona con regularidad y existe el firme compromiso de fortalecerlo, considerando su trayectoria y su importancia para las políticas de género y de protección de derechos”, cerró la notificación del municipio.

Advierten que podría dejar de funcionar el Teléfono Verde para víctimas de violencia de género