La Fiscalía pidió penas altas para los asesinos de El Cuatrero Franchetti, líder de la barra de Newell’s

Comenzó este jueves el juicio oral por el homicidio de Matías Franchetti, líder de la barra de Newell’s. El joven de 23 años fue atacado a balazos en inmediaciones del Coloso Marcelo Bielsa ocurrido el 7 de junio de 2016. La Fiscalía imputó a dos hombres de 34 y 25 años y solicitó la pena de 24 años de prisión para uno y 20 años para el otro. Los imputados fueron aprehendidos a pocas cuadras del lugar del hecho por personal policial luego de haber emprendido una persecución.

La fiscal Marisol Fabbro, de la Unidad de Homicidios Dolosos, le atribuyó a Leandro A., de 34 años, los delitos de homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego con portación ilegítima de arma de guerra en calidad de coautor, solicitando la pena de 24 años de prisión efectiva y a Brian G., de 25 años, el delito de homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego en calidad de coautor, solicitando la pena de 20 años de prisión efectiva. La fiscal es asistida por el Equipo de Litigación de la Fiscalía Regional Segunda.

El juicio oral arrancó hoy en la sala 10 de la Oficina de Gestión Judicial del Centro de Justicia Penal de Rosario. Se trata del quincuagésimo segundo juicio oral de la Fiscalía Regional Segunda Circunscripción. El tribunal a cargo del debate está integrado por las juezas de Primera Instancia Paula Álvarez, Patricia Bilotta y Mónica Lamperti.

La historia de la víctima

Matías Franchetti llegó al poder de la barra de Newell’s después de la detención del Panadero Ochoa, quien lideraba La Más Popular hasta que fue detenido bajo la sospecha de instigar al asesinato de Pimpi, jefe de La que nunca abandona hasta 2008 y acribillado a tiros dos años más tarde a la salida del bar Ezeiza. Durante su mandato, El Cuatrero estuvo vinculado al narcotráfico de Rosario. A tal punto que estuvo preso en Portugal por la causa conocida como Carbón Blanco.

En 2012 fue apresado en Europa acusado de traficar más de una tonelada de cocaína escondida en el mineral. Socio del empresario Patricio Daniel Gorosito, con prisión domiciliaria en Arroyo Seco por la misma causa, intentó descargar más de 1.000 kilos de mercadería ilegal en el país lusitano.

El 1° de marzo de aquel año, Franchetti había llegado a Lisboa junto a Miguel Hugo Moreno. Ambos tenían la tarea de seleccionar las bolsas con cocaína y colaborar con la entrega. En dos ocasiones lograron su cometido al esquivar los controles de la aduana, dado que cruzaron a España para organizar nuevos envíos de contenedores.

También participó del funcionamiento de un laboratorio clandestino de estupefacientes, que era operado por su hermana. Se trataba de un galpón ubicado en la parte trasera del domicilio de Juan Domingo Ramírez, un sicario del grupo narcocriminal liderado por la familia Cantero, que se fugó de la Jefatura de la Unidad Regional II en marzo de 2014. Fue asesinado de seis balazos (uno en la cabeza) en las inmediaciones del Coloso.

Mataron a balazos a El Cuatrero, uno de los líderes de la barra de Newell’s