Juego clandestino: más allanamientos en la ciudad, uno de ellos en oficinas de Corrientes y Córdoba


El Organismo de Investigaciones (OI) y la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) desarrollaron este martes una serie de allanamientos por juego clandestino en Rosario y la región. Uno de los que llamó la atención fue el que se dio en un edificio de Corrientes y Córdoba, en el microcentro de la ciudad. No se busca realizar detenciones, pero sí secuestrar documentación de interés para la causa.

Todos los procedimientos fueron solicitados por la Agencia de Criminalidad Organizada. Los domicilios son de personas con cierto grado de vinculación con Leonardo Peiti, imputado por extorsiones cuya declaración como “arrepentido” provocó la acusación y detención de los ex fiscales Gustavo Ponce Asahad y Patricio Serjal.

El domicilio en el que ingresaron los uniformados en Corrientes entre Córdoba y Rioja es un estudio contable que está bajo investigación en la causa por juego clandestino.

También hubo un operativo en Guido al 1200, donde vive el empleado judicial Nelson Ugolini, imputado en la investigación junto con Ponce Asahad y Serjal. Ugolini es el único de los tres que se encuentra en libertad.

Según la acusación, Serjal y Ponce Asahad incurrieron en delitos tales como falsear documentos, transmitir información reservada y no investigar hechos que podrían constituir delitos, es decir todo lo contrario al deber de un fiscal. Además de los fiscales, en este expediente está imputado Nelson Ugolini, un empleado judicial que trabajaba con Ponce Asahad y a quien se le atribuye pasarle la información sobre allanamientos a casas de juego clandestinas por la cual Peiti pagaba su protección.

Los procedimientos realizados este martes tienen como telón de fondo esa causa judicial, una de las más impactantes en los últimos años por la jerarquía de los imputados.


+info


VIDEO: asalto a los tiros a un joven en barrio Bella Vista; reclaman por seguridad

Aprobaron ordenanzas que promueven la construcción de balcones más amplios y plantas bajas más altas