Irresponsable debut de Ortigoza como capitán de Central; podría perderse el clásico

En su debut como capitán de Central, Néstor Ortigoza tuvo una actitud irresponsable que le costó la expulsión en la derrota canalla por 2-1 frente a Huracán en Parque Patricios. Aunque podría perderse más, ya que fue roja directa y es reincidente por haber sido expulsado por esa misma vía en la fecha 12 de la Superliga frente a Atlético Tucumán.

  • De ese modo, el DT Edgardo Bauza deberá rearmar el mediocampo de cara al choque contra Aldosivi del próximo sábado y seguramente también para el clásico rosarino frente a Newell’s. Es que Ortigoza recibirá al menos dos fechas de suspensión.
  • Tras más de un año en la institución de Arroyito y luego de la salida de Marco Ruben, fue elegido capitán y líder del vestuario y en su debut con la cinta en el brazo cometió una irresponsabilidad digna de un inexperto.

Estaba caliente el partido y no sólo por la temperatura agobiante. Entonces, se produjo un escándalo que derivó en un ida y vuelta de empujones, trompadas y la expulsión de Ortigoza y Lucas Mancinelli, capitanes de Central y Huracán. Para colmo, el Gordo volvió a tener un rendimiento irregular, sin capacidad para conectarse con las líneas de ataque aunque buscando precisos pases en profundidad.

Roja directa

Iban 38 minutos del segundo tiempo y Gonzalo Bettini y Walter Pérez chocaron en la búsqueda de una pelota sobre el lateral. El volante de Huracán le ganó la posición con el cuerpo al lateral de Central, quien desde el piso lo bajó. Y sin que el pibe de 20 años pudiera reincorporarse, Ortigoza le metió un pelotazo en la cabeza.

Entonces, llegó la reacción de los jugadores de Huracán. Iván Rossi empujó a Bettini, todos se arremolinaron y Mancinelli agarró a Ortigoza de la nuca, visiblemente enojado. Sin embargo, el zaguero del Globo no agredió físicamente al naturalizado paraguayo, que sí le propinó un manotazo. En el medio, la ligó Matías Beares, el juez asistente que intentó separar.

Beares (el línea claramente excedido de peso de las imágenes) denunció a Ortigoza y a Mancinelli. Y Jorge Baliño echó a los dos. Ortigoza se fue sin chistar, pero cuando dejaba el campo de juego se insultó con los plateístas de Huracán, quienes recordaron su pasado en San Lorenzo.

Ahora será la oportunidad del Patón de formar un mediocampo con Fabián Rinaudo (de aceptable partido ante Huracán) y Leonardo Gil, quien fue relegado al banco de suplentes este sábado luego de “un inconveniente con un referente del plantel”, según confirmaron desde la dirigencia canalla.