Invitan a seguir Los caminos de Leonardo, un recorrido por las invenciones de da Vinci

A cinco siglos de su muerte, en Rosario, ciudad de creadores, la Municipalidad propone seguir Los caminos de Leonardo. Se trata de una figura reconocida como talento universal, un hombre polifacético y muy adelantado para su época. Desde el Jardín de los Niños, en el Parque Independencia al Complejo Astronómico, ubicado en el Parque Urquiza se propone un recorrido por las invenciones del ingeniero, pintor, arquitecto, anatomista, botánico, escritor, escultor, filósofo, urbanista, músico, científico y múltiple inventor.

“Hace años ya que en Rosario rendimos tributo a Leonardo. Desde 2001, El Jardín de los Niños recurre a su legado para indagar el presente y figurarse futuros posibles” comenta Susana Dezorzi, directora General de Entidades y Organismos municipal, y continúa “entre poleas y engranajes, una instalación escenográfica llena de bocetos, objetos y mecanismos a la vista que recrea un taller de época para recorrer su mundo e inspirarse a jugar con sus investigaciones”.

Quienes visiten El Jardín de los Niños encontrarán el espacio Territorio de la Invención. Poética de la mecánica, un homenaje al poder imaginativo del ser humano para desafiar lo desconocido. El protagonista indudable aquí es Leonardo da Vinci, su figura como paradigma de una nueva visión del hombre y la naturaleza, que representa las ansias de la humanidad por ir más allá de sus posibilidades a través de la invención de máquinas. Un mundo de poleas, planos inclinados, engranajes y mecanismos a la vista para recuperar el asombro y poner el cuerpo en juego.

  • Asimismo, Leonardo, el inventor es una instalación escenográfica que recrea un taller florentino donde se exponen las investigaciones de da Vinci, también como uno de los representantes universales de la cultura del Renacimiento.

En El Jardín de los Niños, tres grandes dispositivos para jugar con el cuerpo y el movimiento forman parte de la propuesta estable: la Máquina de Volar, que incluye vuelos y deslizadores, balanceos y recorridos con arneses; la Máquina de Trepar, que representa a un gran barco del siglo XVI convertido en trepador y la Máquina de Sonar, que combina el lenguaje sonoro y corporal para lograr la composición musical.

Además, se puede visitar hasta el 7 de junio en el Complejo Astronómico Municipal la muestra interactiva Da Vinci. Máquinas e inventos, que está compuesta por reproducciones de algunas de las más famosas creaciones que Leonardo proyectó, construidas de forma artesanal por Juan Carlos Zampieri.

La exposición fue organizada para celebrar este aniversario por el Consulado General de Italia en Rosario. “Leonardo da Vinci es una de las figuras más representativas del Renacimiento italiano. En la base de su arte se encuentra la observación del espacio circundante, de la naturaleza y del hombre para comprender la vida. Pero Leonardo nos enseñó también la belleza de creer en las posibilidades y la inventiva, que no hay límites para la imaginación. Nos dejó el legado de ser originales y fieles a nuestras creencias y sueños”, explicó Martín Brook, cónsul General de Italia.

Los objetos que conforman la exhibición fueron desarrollados descifrando meticulosamente los Códigos de da Vinci para reproducir las máquinas y mecanismos ideados por él en el siglo XV. El recorrido se articula alrededor de cinco núcleos conceptuales: Máquinas de trabajo o máquinas de tierra, Máquinas hidráulicas o máquinas de agua, Máquinas de guerra o máquinas de fuego, Máquinas de vuelo o máquinas de aire y Mecanismos. La muestra puede visitarse los sábados y domingos, de 15 a 18.

Los caminos de Leonardo

Con respecto a las celebraciones, la directora General de Entidades y Organismos municipal expresó: “Hace más de quinientos años, en una encrucijada singular de la historia de Occidente, un joven Leonardo Da Vinci, hijo bastardo de un florentino, iniciaba una larga búsqueda. Su camino lo llevó de la anatomía a la mecánica, de la estrategia bélica a la pintura. Exploró los misterios del vuelo de las aves, de las proporciones de los cuerpos, de las fuerzas que gobiernan el agua, el aire y sus flujos, las fuerzas y su equilibrio, la mirada y la perspectiva, los secretos de la materia”.

“En la diversidad de ese universo que lo sumía en la perplejidad y el afán, buscó un principio rector que lo explicara todo, un campo unificado de pensamiento que diera cuenta de la enorme realidad. Su legado atravesó los siglos. De La Gioconda a la bicicleta, del helicóptero a La Última Cena, todos, sin saberlo a veces, hemos estado en contacto, o sacamos provecho en la vida cotidiana de alguno de sus hallazgos, sus creaciones o sus inventos”, agregó Dezorzi.

“El espacio público, el espacio de todos, le rinde homenaje para abrazar la vida, como paradigma del espíritu de la humanidad por ir más allá de sus posibilidades naturales, en un universo para desafiar los sentidos y recuperar el asombro, crear y soñar juntos entre chicos y grandes”, terminó diciendo la funcionaria.