Investigan vínculos con drogas de la pizzeria de zona oeste en la que anoche asesinaron a su dueño