Investigan un caso de abuso sexual de un anciano a una nena de 11 años en Cabín 9

Un caso de abuso sexual conmociona a la zona de Cabín 9, ese desolado espacio en el límite de Rosario y Pérez en el que la pobreza, la exclusión y la ausencia del Estado hacen padecer el flagelo de la violencia en cada rincón. Esta vez alejado del plano narcotráfico y el enfrentamiento de bandas, un anciano fue denunciado por abusar de una nena de 11 años.

  • Según la madre, la menor fue abusada sexualmente por un hombre de 71 años que vive en la casa lindera de la de la víctima. El presunto violador fue detenido en medio de un clima hostil en el que los vecinos reaccionaron y hasta arrojaron bombas molotov contra su vivienda.
  • El caso de abuso se registró el pasado sábado, cuando alrededor de las 17 la nena fue al kiosco y se cruzó al anciano, quien la invitó a merendar. Una vez en el interior del domicilio, el adulto abusó de la niña, según el relato de la madre a la policía.

Tras conocerse el hecho, una gran cantidad de vecinos de Cabín 9 se reunieron frente a la casa del hombre denunciado y arrojaron todo tipo de elementos, entre ellos algunas bombas de fabricación casera.

Personal de la Guardia de Infantería detuvo al anciano y logró contener la furia de los manifestantes. Fue trasladado a la seccional interviniente y quedó detenido a la espera de una audiencia imputativa, que se llevará a cabo este miércoles a las 15.

Se estima que no se habría producido un abuso con acceso carnal, aunque aguardarán los exámenes a los que será sometida la menor.

La causa se encuentra a cargo de la fiscal Carla Cerliani, de la Unidad contra la Integridad Sexual.