¿Las armas de Los Monos? Por “intimidación pública”, dictaron 30 días de prisión preventiva para Zaramay en Rosario


La detención del trapero Zaramay sumó un nuevo capítulo con la audiencia en la que fue imputado junto a un hombre sindicado por ser cercano a la banda de Los Monos como coautor del delito de “intimidación pública mediante el empleo de medios materiales normalmente idóneos para producir tales efectos”. Para la acusación, “la publicación y difusión de las fotos portando potentes armas de fuego en el marco de la grabación de un videoclip provocaron “temor público y generaron alarma en la sociedad”. Por ello el juez Florentino Malaponte les dictó 30 días de prisión preventiva y ordenó la captura de otros tres jóvenes que aparecen en las imágenes.

El magistrado rechazó la acusación por tenencia de arma de guerra al no tener probado que las armas sean reales o réplicas y admitió la acusación de intimidación pública. A su turno, la defensa del trapero manifestó que “la foto que sirvió de base para la imputación fiscal fue un mero hecho artístico con la finalidad de promocionar la venta y difusión de videos de Zaramay. Entender algo diferente es un acto de censura respecto de manifestaciones propias del tipo de música que realiza el cantante”.

La acusación sobre Agustín Carlos Roberto “Zaramay” García y su amigo Esteban David D., de 31 años, sirvió de excusa para que los fiscales David Carizza, Luis Schiappa Pietra y Matías Edery, de la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos, realizaran una autopsia de la imagen que el músico viralizó en sus redes sociales el pasado 26 de enero. Sospechan que las armas de las fotos podrían ser las que se utilizan para las reiteradas balaceras en la ciudad.

La identificación de los otros seis de los ocho hombres que aparecen en la foto abrió la polémica no solo en el mundo del trap sino también en el área de Seguridad provincial. Es que informes de inteligencia de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) y de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) los vinculan al clan Cantero surgido en barrio Las Flores, de la zona sur rosarina. Por eso la audiencia pareció un mensaje directo a la conducción de Los Monos. “Los criminales nunca muestran las armas que tienen porque si las muestran se exponen. Ahora nosotros estamos detrás de ellos, sin lugar a dudas”, dijo Marcelo Sain, ministro de Seguridad de la provincia, unos días atrás.

Entre los identificados figuran uno de los hijos de Claudio “Pájaro” Cantero; y también un joven que es pareja de una de las hijas de Vanesa Barrios, compañera de Máximo Ariel “Guille” Cantero. Esa chica es hija de Diego Bay, uno de los lideres de la banda de “Los Gorditos”, según publicó el Diario La Capital.

Según el informe de un perito en armamentos y profesor instructor de tiro, las armas de la foto “son un fusil FAL o FSL con culata rebatible, un fusil con acción tipo AK-47, dos pistolas Glock con cargadores rotativos de alta capacidad, una pistola tipo Taurus y otra tipo CZ o Tanfoglo. Coinciden todas con armas de fuego reales en cuanto a su morfología, diseños y accesorios como cargadores, aparatos de puntería y apagallamas”.



A los 26 años, Zaramay encontró el punto más alto de su fama en el trap. Radicado en la ciudad bonaerense de Villa Ballester, según la acusación, era habitué de la movida rosarina y venía “cada 10 o 15 días” a nuestra ciudad. Grabó dos videoclips, uno de ellos, “Me copiaron”, con el Monumento a la Bandera de fondo, salió mientras ya estaba detenido. “Bandolero”, el otro tema que en su videoclip tendría imágenes junto a un mural del “Pájaro” Cantero en zona sur, todavía no fue publicado.

El 26 de enero publicó en sus redes sociales tres fotos que lo muestran con hombres armados. En todas Zaramay está a cara descubierta pero sus acompañantes cubren parte de sus rostros con pañuelos o remeras. Las imágenes se viralizaron, días después de que se generara un escándalo público y mediático tras el festejo de cumpleaños de Luciano, uno de los tres hijos del “Pájaro” Cantero, en una casa de Roldán y con la actuación del cantante de cumbia Sergio Torres.

La publicación de las polémicas imágenes del trapero en Ojo de Prensa motivó la respuesta del músico: “Soy un personaje polémico. Rosario es una ciudad polémica. Yo vine a laburar. Y eso hice desde el día uno hasta que me fui. No vine a hacerle mal a nadie. No salimos a matar a nadie. Vine a trabajar en un video clip. Si alguien tiene un video donde yo esté disparando un arma… Te doy un abrazo, pa! Zaramay, activo con la mafia”, cerró en sus Instagram Stories.

Vía Zoom desde la cárcel de Piñero y ante el juez Florentino Malaponte, Zaramay y Esteban D. escucharon la acusación de los fiscales Carizza, Schiappa Pietra y Edery. El fuerte de la imputación estuvo cimentado en dos informes, uno de la TOE y otro de la AIC, donde se analizó el origen de las fotos viralizadas y se determinó quién era quién en la imagen. Según la AIC, los dos hombres que flanquean al trapero en una de las fotos son Luciano, hijo del “Pájaro” Cantero, y Samuel Miqueas M., conocido como “Gordo Samu” o “Quique” M., novio de la hija de Vanesa Barrios y Diego Bay.

Otro de los identificados, según la acusación, es Brian Ezequiel G., apodado “Lorito de Granada” o “Brian la 40”. Los fiscales dijeron de él que en sus redes “se lo ve ejecutando canciones relacionadas al género musical del rap y al mismo tiempo realizando exhibicionismo de armas de fuego en varias oportunidades”. Según los fiscales, otro que aparece en las fotos es Ramiro Germán D., sobrino del imputado Esteban David D. De la misma imagen otros dos jóvenes fueron identificados solo por sus apodos: “Ensalada” y “Chuki”, quien cuenta con prontuario y antecedentes penales por portación de arma de guerra.

Otro de los acertijos que develó el informe oficial es que las fotos fueron realizadas en una barbería ubicada en el barrio 17 de Agosto, en la zona sur de la ciudad, y también hace referencia a una imagen en la que puede verse al cantante Sergio Torres junto al Gordo Samu y Zaramay. “Las fotos que nos ocupan habrían sido captadas en un local tipo barbería ambientada con imágenes que hacen ‘alarde’ al narcotráfico, como por ejemplo un dólar gigante adherido a la pared con una imagen del famoso film ‘Cara Cortada’ (Scarface)”, interpretada por Al Pacino en 1983.

Zaramay y Esteban David D. fueron detenidos el miércoles a la noche en una casa de Galicia al 600, en La Florida. A ambos se les atribuyó haberse fotografiado “junto a un grupo de personas vinculadas con una organización criminal teniendo en su poder un fusil FAL o FSL con culata rebatible, un fusil con acción tipo AK-47, dos pistolas Glock con cargadores rotativos de alta capacidad, una pistola tipo Taurus y una pistola tipo CZ o Tanfoglio”, se explicó en la audiencia. Esas fotos fueron publicadas el 26 de enero en la red social Instagram, bajo el usuario @zaramaybaby. Para la acusación “la publicación y difusión de las fotos” provocaron “temor público y generaron alarma en la sociedad”.

Fuente: Diario La Capital.


+info


Zaramay fue imputado por el delito de intimidación pública y seguirá preso

Culto a las armas y a Los Monos: Zaramay en Rosario, armado hasta los dientes para un videoclip