Instalan medidores de agua en los polémicos lavaderos de avenida Pellegrini

Aguas Santafesinas comenzó a instalar medidores en los emblemáticos lavaderos de autos de avenida Pellegrini para que paguen lo que consumen. En una tarea que ya se había anunciado pero que esta vez la firma decidió efectivizar, serán unos 50 los espacios que contarán con los dispositivos. Ya hay unos 10 en funcionamiento.

La decisión forma parte de un trabajo que Assa viene desarrollando en la zona donde están estos lavaderos, por lo que también está incluido el resto de los inmuebles del radio comprendido por Oroño, Felipe Moré, 27 de Febrero y Bordabehere (vías del ferrocarril). En el lugar, los dueños de estos comercios, en gran parte de los casos precarios, han abonado históricamente facturas con montos por debajo de lo consumido, lo que les permitió ofrecer un servicio más económico que otros referentes del rubro.

Las acciones forman parte de una campaña de medición progresiva en la ciudad, que durará unos cuatro años y se lleva a cabo por zonas.

En el caso de los lavaderos, implica un trabajo especial con vistas a asesorar a los empleados y comerciantes del sector, para evitar que se produzcan conflictos. “Esto no los va a perjudicar, sino que ahora se va a cobrar por lo que realmente consumen”, dijo el gerente de Relaciones Institucionales de Assa, Guillermo Lanfranco.

En efecto, se están llevando adelante tareas de concientización, como la necesidad de contar con cisternas e hidrolavadoras para hacer un uso racional. “Es un modo de que los dueños de estos locales sepan que no deben abusar del servicio y utilizar el agua que realmente necesitan”, añadió.

En la zona, los vecinos vienen denunciando la falta de suficiente presión de agua en sus domicilios debido al alto consumo de estos lavaderos. Incluso, son cada vez más los habitantes de la zona que han decidido comprar e instalar extractores para disputar el agua con los lavaderos de autos ubicados en Pellegrini, básicamente entre Avellaneda y Provincias Unidas.

De esta manera, y en la medida de que el agua se use racionalmente, los inconvenientes de presión no deberían continuar. Las quejas fueron continuas en los últimos años cuando los lavaderos fueron creciendo de manera informal incluso en casas particulares. Según los clientes, el precio por esta actividad es de alrededor de 150 pesos por vehículo.

Fuente: Diario La Capital.