Inseguridad, violencia y pandemia, ejes del discurso de Javkin en el Concejo


En la apertura de sesiones del Concejo, el intendente Pablo Javkin reclamó tanto al gobierno provincial como nacional “más fuerzas de seguridad en las calles” porque “todo tiene un límite” y los rosarinos “nos merecemos dejar de vivir con miedo”. “Reclamamos resultados directos de mayor impacto a la hora de proteger a los vecinos. Más patrulleros, más motos policiales, más luces azules cuidando a nuestros vecinos”, señaló.

Después de trazar un balance sobre lo actuado en materia de salud y prevención por la pandemia de coronavirus, Javkin se centró en el otro tema central de la ciudad: la inseguridad y la violencia.

“Es tiempo de volver a la paz. Somos una ciudad de gente paciente, pero todo tiene un límite. Muchas balas, mucha sangre. Necesitamos que nos cuiden más. Rosario le da demasiado a la provincia y al país. Ya es hora de que nos devuelvan el derecho a poder ir a trabajar, estudiar y estar en la calle sin temor a que nos roben o nos maten”, afirmó.

El intendente relató que le pide eso mismo “al gobernador en cada reunión, y al presidente: necesitamos más fuerzas de seguridad en las calles, investigación para desarmar las economías criminales y una Justicia ágil”. Javkin dijo que Rosario no tiene Policía propia pero trabaja en distintos frentes para aportar al tema. “Junto al Concejo Municipal, realizamos un pedido al gobierno nacional para el envío de fuerzas federales en la ciudad”, ahondó.

“Acabo de decir que no tenemos armas, pero ponemos todo lo nuestro para intentar reducir y prevenir acciones violentas. Dije el año pasado aquí en este mismo recinto que íbamos a poner en funcionamiento las 163 cámaras de monitoreo de la ciudad. Y lo hicimos”, dijo el jefe del Estado local.

“Si tenemos más ojos puestos sobre las calles, los delincuentes sabrán que los estamos mirando. Pero no sólo arreglamos las cámaras. Ahora estamos reactivando las 319 alarmas comunitarias municipales que durante mucho tiempo no funcionaban”, continuó.



La pandemia


“No fue fácil pero logramos que nadie quedara sin ser atendido”, afirmó el intendente Pablo Javkin al inaugurar este jueves al mediodía las sesiones ordinarias del Concejo. En el inicio del discurso en el Palacio Vasallo, el mandatario se refirió a la irrupción del coronavirus en la ciudad en marzo del año pasado y en cómo modificó sus planes de gobierno.

Javkin aseguró que su mensaje de hace un año en ese mismo recinto “quedó lejos” porque asumió con el objetivo de “de recuperar la cercanía” entre la Municipalidad y los rosarinos pero “tuvimos que hacer lo contrario: distanciarnos”.

“Hubo días aciagos. Una cama de terapia intensiva, una bolsa de plasma, un respirador, esos eran los pedidos que recibíamos. Nadie pide eso sin necesidad y sin urgencia. Y a pesar de la escasez, pudimos resolverlo”, señaló Javkin.

“Tomamos la decisión –continuó– de que nadie se quedara sin ser atendido. No fue fácil, pero lo logramos. Hay dolor, todos perdimos vidas. Esas rosarinas y rosarinos que hoy no están, son miles de ojos que nos miran y nos exigen que nos cuidemos, porque todavía falta. Honrémoslos cumpliendo, respetando y recordándolos siempre con amor”.


El discurso completo