Indomable, el dólar continuó su avanzada, superó los 43 pesos y alcanzó un nuevo récord histórico

El dólar ya era noticia esta semana con la suba del miércoles y este jueves al cierre trepó casi $2 pesos más, para alcanzar su récord histórico: $43,50. La cotización oficial del Banco Nación, curiosamente modificada tras la hora habitual de cierre, quedó bastante por encima de otras entidades y casas de cambio.

  • Desde la agencia rosarina ubicada en el cruce de las peatonales San Martín y Córdoba, Mario Piegaia dijo en Radio 2 que “es muy extraño que ese precio haya sido bastante después de las 15” y que en el local a su cargo, la moneda estadounidense se vendía por la tarde en $42,20.
  • “Es como que lo hicieron fuera de hora –el cierre oficial–, porque a las 15 en el Nación estaba en $42,60”, comparó, y adjudicó la escalada de estos días al contexto internacional y a “lo que pasa en el mercado mayorista”, que repercute en el minorista.

“Esta suba es por una cuestión internacional. Cualquier movimiento, para nuestro reducido mercado es importante”, amplió.

En tanto, $43,41 fue el promedio de la jornada recabado por el Banco Central, entidad que convalidó una suba en la tasa de las Letras de Liquidez (Leliq) a 51,862%, en un mercado en el que la demanda volvió a actuar con fuerza.

En la subasta de Leliq -en la que adjudicó $223.174 millones a 7 días de plazo y generó una contracción de liquidez de $63.174 millones debido a que los vencimientos superaban los $160.000 millones- la tasa máxima fue de 53,4991% y la mínima de 49,490%.

Lejos de un panorama donde la gente busque cubrirse ante una eventual disparada del dólar y una consecuente inflación, Piegaia aseguró que por estas horas son muchos más los que se desprenden de la divisa norteamericana.

“La cantidad de gente que viene a vender hoy representa el 68 por ciento de nuestros clientes y la que compra, el 32 por ciento”, graficó, y completó la idea: “A diferencia de otras veces, no están faltando dólares; están faltando pesos”.

“Tal vez por el comienzo del período escolar –analizó–, la gente viene de un gasto extra y ahora recurre a sus ahorros en dólares y los vende para cubrir sus necesidades”.