Indignación en el club de zona oeste en el que aterrizó el helicóptero de Macri

Autoridades del club Río Negro de Barrio Belgrano manifestaron su indignación por no haber sido notificados que el presidente Mauricio Macri iba a aterrizar con su helicóptero en la cancha del anexo de la institución, ubicado en la manzana comprendida por avenida Pellegrini, Campbell, Montevideo y Barra.

  • Su bronca fue mayor dado que el arribo del presidente se produjo en el contexto de extrema preocupación de clubes de barrio por los tarifazos en los servicios que hacen difícil mantener las instalaciones y ponen en duda la apertura de las piletas climatizadas para el invierno.
  • “El lunes nos dijeron que se iba a realizar un simulacro y necesitaban un lugar abierto para el despliegue de bomberos y ambulancias”, indicaron a Rosario3.com. Pero la sorpresa fue que este miércoles, minutos antes de las 10 de la mañana, no solo que llegaron 30 gendarmes y personal de bomberos, sino que también lo hizo Mauricio Macri en el helicóptero presidencial.

Temprano a la mañana de este miércoles, antes de dirigirse a Timbúes, el jefe de Estado se trasladó en esa aeronave para trasladarse desde el Aeropuerto a la zona oeste de la ciudad.

La nave descendió en el campo de deportes del club Río Negro ubicado en avenida Pellegrini al 6200 (cruce con Barra), cerca de una fábrica de kayaks de un emprendedor rosarino, Leo Aragües, al que visitó el mandatario.

Sin embargo, la comisión directiva del club Río Negro expresó su malestar por no haber sido avisada del aterrizaje en sus instalaciones. “Nos usó”, expresaron en un comunicado que hicieron circular.

En ese sentido, desde la institución deportiva de zona oeste sostuvieron: “No hemos sido informados y nos tomó por sorpresa. Frente a nuestros queridos socios y vecinos queremos desligar toda responsabilidad”.

La indignación fue acompañada por la Federación Santafesina de Clubes y la Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateurs (Areda), cuyo titular, Raúl Bianchi, amplió: “Fue una falta de respeto y me hubiese gustado estar en el momento del descenso del presidente para expresarle en la cara los daños que nos están haciendo sus tarifazos”.

Bianchi, de reconocida y larga trayectoria en las entidades amateurs, dijo que “los clubes nunca estuvimos peor que ahora y la utilización que el presidente hizo de instalaciones de una entidad rosarina sin avisar debidamente la interpretamos como una falta de respeto”.

Fuentes: Diario La Capital y Rosario3.com.